in

Sería una esperanza para niños que tienen cáncer

Un tratamiento se muestra eficaz en tumores raros

CHICAGO (EFE).— Un pequeño grupo de niños y adolescentes con tumores de mal pronóstico por ser recurrentes o refractarios (que no responden al tratamiento) reaccionó positivamente a una terapia dirigida a una fusión de genes muy poco común, con lo que se abre nueva vía de tratamiento.

Los datos del ensayo clínico en fase I/II Startrk-NG se presentaron en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés), que celebra en Chicago su 55a. edición.

La doctora Elena Garralda, líder del Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos del Instituto de Oncología Vall d’Hebron de Barcelona, explica que la molécula entrectinib, de laboratorios Roche, se probó con resultados positivos en adultos con tumores metastásicos y fusión del gen NTRK.

“Se abre la oportunidad de que estos niños también se puedan beneficiar del tratamiento contra los denominados tumores agnósticos”, aquéllos con alteraciones genéticas independientemente de su lugar de origen.

Las fusiones, aunque raras, se han identificado en amplia variedad de tumores, como los de mama, colorrectal, neuroendocrino, de pulmón no microcítico, de glándulas salivales, páncreas, sarcoma y tiroides.

En tumores más raros, como en los infantiles, la alteración es más habitual.

 

Andy Ruiz Jr., primer mexicano campeón de peso completo

Homilía del VII Domingo de Pascua