in

Síntomas del “mal del puerco” afectan la productividad laboral

Caminar o tomar aire fresco ayudan a disminuir los efectos del mal del puerco.
Caminar o tomar aire fresco ayudan a disminuir los efectos del mal del puerco.

México (Notimex).- Los síntomas del mal del puerco, marea alcalina o somnolencia post-prandial, son cansancio, sensación de pesadez e inactividad con necesidad de dormir después de comer que “ataca” a todos por igual.

Este “mal” también es usado como pretexto para tomar una siesta, consecuencia de consumir alimentos altos en carbohidratos y deriva en que el cerebro no preste toda su atención y se le dificulte llevar a cabo algunas tareas asociadas con los procesos cognitivos.

Estado fisiológico para todos

Para la académica de la Facultad de Medicina de la UNAM, Mónica Méndez Díaz, el llamado “mal del puerco” ocurre cuando hacemos una comida pesada y se eleva la cantidad de glucosa en la sangre.

Explicó que al comer, la glucosa que está en la sangre se va hacia el sistema nervioso e inhibe la actividad de células en el hipotálamo lateral, donde las neuronas llamadas orexinérgicas disminuyen su actividad que deriva en esa sensación de tranquilidad y de sueño.

Se trata de un estado fisiológico que debería cumplirse pero que en ocasiones es necesario evitar, sobre todo si después de comer se tiene que regresar al trabajo, escuela o al volante.

Afecta la productividad

Detalló que si en el almuerzo se consume gran cantidad de alimentos, incluyendo carnes rojas grasosas, frituras, salsas pesadas o exceso de carbohidratos, se requerirá una mayor cantidad de ácido clorhídrico para realizar el proceso digestivo.

“La marea alcalina no tiene ningún efecto nocivo sobre la salud, pero sí puede afectar la productividad laboral”

Puede durar desde cinco minutos hasta dos horas, dependiendo incluso si la persona padece obesidad, pues su sangre es más pesada y retrasa la digestión, apuntó.

Recomendaciones

Se recomienda consumir algo ligero como ensaladas con carne o pescado asado o a la plancha.

Tomar café o realizar alguna actividad física, como caminar, para estimular el sistema nervioso y darle la vuelta al desagradable y vergonzoso “mal del puerco”.

Te puede interesar: Consumir garbanzo reduce incidencia de cáncer de colon

El huracán Michael devasta Florida

Caen como “bolos” por aceite derramado en Kinchil