in

Tener las alergias bajo control

El frío

La primavera no es una amenaza, aclara un experto

Un adecuado control de las alergias permite hacer frente a la temporada de alergias estacionales sin tener crisis, por lo que la llegada de la primavera no debe ser vista con recelo por aquellos que padecen este tipo de enfermedades, pues las exacerbaciones se pueden prevenir si se tiene un manejo oportuno del paciente.

Así lo considera el doctor Manuel Baeza Bacab, alergólogo, quien detalla las alergias más comunes: la rinitis alérgica, el asma, la dermatitis atópica, la urticaria y las ronchas.

Apunta que las alergias estacionales toman este nombre porque se relacionan con alguna estación del año, como la primavera, cuando tiene lugar la polinización, pero esto ocurre en algunas partes del mundo donde las estaciones están muy marcadas al igual que la polinización.

Explica que en Yucatán la flora que se poliniza en primavera son los árboles, razón por la que se llenan de flores, pero en la región hay pocos árboles alergénicos, pues son el pino, el eucalipto y el olivo, entre otros, los considerados alergénicos.

Si acaso, indica, se puede ver un pino en alguna parte, pero no son suficientes para que la polinización que provocan afecte a una persona alérgica, se necesita un bosque de árboles de la misma especie para que el polen sea transportado por el aire y las personas expuestas al polen y sus efectos.

En la región, manifiesta que afecta más la polinización de hierbas y pastos, que sucede en otoño y verano, respectivamente.

Sin embargo, en Yucatán hay una polinización perenne de hierbas, es decir que está presente todo el año.

Precisa que en 2011 se realizó un estudio del mapa polínico de la ciudad de Mérida, y se encontraron 24 familias polínicas de plantas, siendo entre abril, mayo y junio cuando se detectó que los árboles polinizan más, y el que está más presente es el polen del árbol de ramón, que es un árbol de inflorescencia perteneciente a la familia de las moráceas.

Hay personas que han manifestado que al subirse o estar cerca de un árbol de ramón tienen estornudos y escurrimiento nasal, pero aunque el ramón tiene las cualidades para ser un alergénico, no se ha podido demostrar aún su relación con este problema de salud.

El especialista señala que los zacates son especies que preocupan más a los alergólogos, pues varias de éstas son alergénicas, como es el caso de las variedades conocidas como olium, cola de zorro, pata de gallo y el zacate indio, al igual que el epazote, la artemisa y la estafiate o artemisa ludoviciana.

El doctor Baeza Bacab puntualiza que, pese a todo, en la región no se presentan tantas alergias estacionales, sino que la mayoría de las alergias son detonadas por el cambio de clima, como el frío, la humedad y la baja presión barométrica.

Muchas personas dicen que son alérgicas a la humedad, pero eso no existe, indica, en realidad se trata de una defensa en contra de algún patógeno que responde a la inmunoglobina E IgE (alérgeno específica).

La rinitis

En el caso de la rinitis, detalla que la hay de dos tipos, alérgica y no alérgica, y en el caso de la alérgica ocurre cuando la enfermedad responde al entorno ambiental, como el frío, la humedad y los olores fuertes, factores que causan irritación en la nariz, picazón en la garganta, estornudos, comezón, escurrimiento nasal y ojos llorosos.

Destaca que las enfermedades alérgicas son hereditarias, pues están en los genes y algo las detona.

Afirma que las personas con alergias deben recibir tratamiento y mantener un adecuado control del padecimiento, para evitar que los síntomas de la enfermedad se hagan presentes.

Dependiendo del padecimiento y la situación particular de cada paciente es el tipo y tiempo de tratamiento que el médico prescribe.

No obstante, aclara que luego de un tratamiento, no por no tener los síntomas la persona ya se curó, pues las alergias no tienen cura, únicamente se controlan.

Tampoco existen alimentos que ayuden a desparecer las alergias, “si alguien ofrece algo así es un engaño”.

En cambio sí existen las alergias alimentarias, que en un 90 % son causadas por los siguientes alimentos: leche, soya, trigo, cacahuate, huevo, pescado, mariscos y frutos secos, como nueces y almendras.

Expresa que en los últimos años se han hecho estudios de epigenética, que tienen que ver con el estudio de los genes y cómo se expresan ante los factores ambientales.

Tabaquismo y alergias

Por ejemplo, se ha encontrado que si la madre fuma durante el embarazo es más probable que el niño exprese una enfermedad alérgica, pero no sólo afecta al menor en cuestión, pues el riesgo de alergia por una madre fumadora que dio a luz se extiende hasta por dos generaciones.

Otro factor importante es la forma de nacimiento, ya que cuando el bebé nace por cesárea hay más probabilidades de que padezca una alergia porque la microbiota que adquiere es distinta a la que se obtiene al nacer por vía vaginal, pues al atravesar el canal de parto el recién nacido adquiere una flora intestinal o microbiota más completa que toma de la madre, y no del quirófano.

La alimentación con leche materna influye también en la expresión de los genes que causan alergias, por lo que se aconseja la alimentación exclusiva con leche materna los primeros seis meses de vida.— Iris Ceballos Alvarado

Síguenos en Google Noticias

Los hackers usan el Covid-19 para el robo de datos

Bicicleta en vez de transporte público