in

Terapia genética para la visión

El 78 por ciento de los pacientes de LHON tratados experimentó una mejoría visual en ambos ojos

Mejoría visual en 78 por ciento de pacientes tratados

WASHINGTON (EFE).— La inyección de un vector de terapia genética en un ojo de alguien afectado por la neuropatía óptica hereditaria de Leber, la causa más común de ceguera mitocondrial, mejora “significativamente” la visión en ambos ojos, según un estudio que publicó ayer la revista “Science Translational Medicine”.

Según los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, en inglés), esa neuropatía se caracteriza por la pérdida de la visión central o ceguera, y la atrofia óptica que afecta a ambos ojos y que aparece de manera repentina, en ocasiones acompañada por dolor de cabeza.

La neuropatía es consecuencia de mutaciones en el ácido desoxirribonucleico mitocondrial en ciertos genes, y aunque es un mal hereditario también pueden darse casos esporádicos sin antecedentes familiares.

Los NIH recomiendan que las personas afectadas no beban alcohol, no fumen tabaco y eviten la exposición a otros factores de riesgo, como las toxinas industriales.

Hasta ahora no se ha desarrollado una cura para la enfermedad, conocida por sus siglas en inglés como LHON, pero hay varios estudios en marcha.

Uno de ellos, que ya llegó a la tercera fase de las pruebas clínicas, es el que lleva al cabo un equipo internacional coordinado por Patrick Yu-Wai-Man de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), y José Alain Sahel, en la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos).

El informe publicado por los investigadores indica que el 78% de los pacientes tratados experimentó una mejoría visual significativa en ambos ojos, pese a ser inyectados solo en uno de ellos.

Esto indica que la mejoría en el ojo no tratado podría deberse a la transferencia del vector ADN viral desde el inyectado.

LHON afecta un tipo específico de células en la retina, conocidas como células ganglionarias de la retina, y causa una degeneración del nervio óptico que deteriora la visión rápidamente en ambos ojos.

A pocas semanas del inicio de la enfermedad, la visión de la mayoría de las personas afectadas se deteriora a un nivel en el que se consideran legalmente ciegas.

El artículo dice que la recuperación visual ocurre en menos del 20% de los casos y pocos pacientes alcanzan una visión mejor que 20/200, esto es las letras y los números más grandes en el cartel estándar que usan oculistas.

Los investigadores inyectaron un vector viral que contiene ADN modificado en la cavidad vítrea en la parte posterior de un ojo en 37 pacientes afectados por la pérdida de visión de seis a 12 meses. El otro ojo recibió una inyección vacía.

“Esperábamos que mejorara la visión solo en los ojos tratados con el vector de terapia genética -comentó Yu-Wai-Man- pero de manera más bien inesperada, ambos ojos mejoraron en el 78 % de los pacientes en la prueba y mantuvieron la misma trayectoria durante los dos años de seguimiento”.

Afecta a más hombres

La neuropatía óptica hereditaria de Leber (LHON, por sus siglas en inglés) afecta a aproximadamente una persona por cada 30,000, en su mayoría hombres,y los síntomas aparecen entre los 20 y los 30 años de edad.

Recuperación

La mayoría de los pacientes de esta enfermedad hereditaria porta la mutación m.11778G> en el gen MT-ND4, y el tratamiento podría ayudar a que miles de personas en todo el mundo recuperen y retengan cierto grado de visión.

Dona sus óvulos para que su padre y exnovio tengan un bebé

Entre 2% y 6% crecería la economía mexicana en 2021, aseguran especialistas