in

Trasplantes de heces para contrarrestar la diarrea y colitis severa

Foto: ilustrativa/Vía TN

MÉXICO (EL UNIVERSAL).- A través de trasplantes de heces (cuyo nombre técnico es “microbiota procesada”), se ha descubierto una mayor efectividad para tratar la enfermedad Clostridium difficile.

Foto: ilustrativa/Vía elmundo.es

¿Cómo afecta la Clostridium difficile?

Esta bacteria puede provocar diarreas recurrentes, con presencia de moco y sangre, que impiden el desarrollo de las actividades cotidianas; si no se atiende correctamente puede provocar la muerte.

Los pacientes cuyo colon ha tenido una alteración son los que pueden desarrollar Clostridium difficile, pues ahí se encuentra la microbiota encargada de defendernos de enfermedades.

Sin embargo, pacientes que recibieron tratamientos como la quimioterapia o la hemodiálisis y personas que ingieren con regularidad gentamicina, cefalosporina y penicilina; generan una alteración y barren la microbiota del intestino, provocando el acceso de la bacteria al colon, la cual prolifera, genera toxinas y causa la infección.

¿Por qué las heces fecales ayudan a contrarrestar la enfermedad?

Básicamente porque al trasladar la microbiota procesada de un paciente sano a uno que presenta alteración, ésta contiene información genética que puede modificar el ambiente inmunológico y microorgánico.

Según la gastroenteróloga Ana Teresa Abreu, 3% de la población es portadora de esta bacteria, sin presentar diarrea.

El líder de la investigación del Trasplante de Materia Fecal (TMF) en México, el doctor Adrián Camacho, afirma que han tratado esta infección con trasplantes de materia fecal desde hace varios años.

“Este tratamiento se utiliza a nivel mundial (…) con una alta tasa de éxito y un excelente perfil de seguridad comparado con otros tratamientos.

Según la doctora Abreu, la aplicación puede ser por tracto intestinal, colonoscopía o puede administrarse vía oral por medio de cápsulas.

Bancos de materia fecal

Actualmente existen bancos que reciben materia fecal para preparar muestras, las cuales pasan por un amplio escrutinio.

Son mezcladas con una solución de harina (250 ml, por 50 gramos de materia fecal) y finalmente son coladas, administradas o refrigeradas para la investigación o futura aplicación.

En septiembre de 2018 el artículo “Transferencia de materia fecal: pasado, presente y (no) futuro”, de Science Trends, indicó que el trasplante es una terapia emergente para manipular el microbioma en situaciones complejas.

Foto: ilustrativa/Vía El País

Los riesgos del tratamiento

Los principales efectos adversos pueden ser náuseas, fiebre, distensión abdominal, infecciones y síndrome de intestino irritable post-trasplante.

El procedimiento contiene material genético, por lo que existen factores de riesgo potenciales que dependen en gran medida del donador, los cuales podrían desencadenar en el posible desarrollo de enfermedades crónicas asociadas al microbioma del donante: neuropatía periférica, artritis reumatoide, entre otras.

No es una terapia estandarizada y debe ser realizada por expertos en salud, con donadores sanos y con un seguimiento a corto y largo plazos.

¿Qué se requiere para ser donador?

El escrutinio de los donadores abarca un historial clínico y exámenes médicos que indiquen que el individuo está sano.

Se exige que el donador no haya usado antibióticos en los últimos tres meses.

Se examina con detenimiento el uso de sustancias, los antecedentes de viajes y factores sociales como conductas sexuales, encarcelamiento, tatuajes.

En México se busca la regulación

La doctora Abreu indicó que, hay un grupo de médicos interdisciplinarios (infectólogos, gastroenterólogos y microbiólogos) que busca, por parte de la Asociación Mexicana de Gastroenterología, la regulación a nivel nacional sobre la materia.

Aún no existe una fecha para la creación de este protocolo, ya que todavía no se le ha planteado a la Secretaría de Salud.

Sin embargo los estudios de este tratamiento llegaron a México aproximadamente hace cinco años al hospital privado Christus Murgueza, en Monterrey, para ayudar a repensar los métodos para tratar la enfermedad Clostridium difficile.

Asesinan a Gilberto Muñoz, líder sindical de petroquímica

Detención de “narco” desmantela una clan internacional