in

Tratamiento efectivo contra la hepatitis, al menos en dos pacientes

Al comer fuera de casa es importante hacerlo en lugares que tengan medidas de higiene

A finales de 2019 la Unidad de Infectología y Vigilancia Epidemiológica del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy) puso en marcha un programa de tratamiento y eliminación de la hepatitis C en pacientes con este padecimiento, e incluso algunos de ellos coinfectados con VIH, que fueron sometidos a una innovadora terapia cuyos primeros resultados han arrojado una recuperación total en dos de los siete casos, informó Darwin Torres Erazo, médico especialista en Enfermedades Infecciosas, adscrito a esa unidad.

Torres Erazo precisó que de los dos pacientes recuperados, uno de ellos era coinfectado de VIH, lo que se traduce en una mejor calidad de vida para ambos.

Otros cinco pacientes tratados con esta terapia presentan una notable mejoría y es cuestión de tiempo para descartar en ellos la hepatitis.

El uso de Sofosbuvir y Velpatasvir no sólo es una terapia más sencilla y cómoda para el paciente, su efectividad del 99% es en sí misma la cura para aquellos pacientes que viven con este padecimiento que en sus manifestaciones más agresivas se traduce en cirrosis hepática o cáncer de hígado.

En entrevista telefónica con el Diario vía, el especialista habló de este importante avance médico que se está dando ahora en Yucatán al conmemorarse hoy el Día Mundial de la Hepatitis.

La hepatitis es una inflamación del hígado, producto de un virus que puede infectar al organismo a través de la sangre por transfusiones inseguras, fluidos corporales a través de actividad sexual no segura, agua contaminada, alimentos insalubres, tatuajes y perforaciones realizadas sin mínimas normas de higiene, el uso de drogas intravenosas, etc.

Existen diversos tipos de hepatitis siendo la menos agresiva la tipo “A”, de la cual se recupera por sí mismo el propio organismo al cabo de algunas semanas o meses; las demás denominaciones de la B a la E, en sus manifestaciones más graves, desembocan en cáncer de hígado o cirrosis hepática.

La hepatitis es una enfermedad silenciosa, los pacientes pueden ser portadores del virus y no manifestar ninguna sintomatología, hasta que el hígado comienza a verse afectado por la cirrosis o el cáncer.

“No podemos saberlo, algunos pacientes llegan con sensación de malestar, cansancio; sin un estudio de cuenta viral de la sangre solicitada por el médico, no se podría diagnosticar la hepatitis, cuando esto sucede es porque ya el hígado está siendo afectado y es ahí cuando muchos se preguntan ¿Por qué padezco cirrosis si no soy alcohólico? comentó el Dr. Darwin, quien advirtió que hay casos donde pueden pasar hasta 30 años sin que el paciente comience a presentar las consecuencias de la enfermedad.

“Es la primera vez que se desarrolla un tratamiento efectivo contra un virus tan peligroso, lo cual es particularmente esperanzador porque esto cambiará la vida de muchos pacientes como ya lo está haciendo con algunos que comenzaron el tratamiento a finales del año pasado”, explicó.

“Antes el paciente de hepatitis tenía que llevar un tratamiento de un año de duración, con medicación diaria cada ocho horas e inyecciones semanales que, muchas veces terminaban por no surtir ningún efecto; en el mejor de los casos un 30% de los pacientes se controlaba, el 70% restante evolucionaba a las manifestaciones crónicas de la enfermedad”.

“El tratamiento a base de Sofosbuvir y Velpatasvir no necesita inyecciones, dura tres meses, las dosis son controladas y tiene una eficacia del 99% de los casos en que se utilizan, incluso tenemos un primer caso de un paciente con VIH que se recuperó de la hepatitis”.

“Las edades de los pacientes que están llevando esta terapia en el Hraepy va de los 40 a los 60, actualmente y debido a la pandemia y lo delicado de su salud, nos está tomando un poco más de tiempo documentar la evolución de los otros cinco casos que llevamos en el HRAE, pero en todos hay mejoras sustanciales que deben corroborarse con estudios de cuenta viral”, indica el médico.

El especialista comentó que existen otros siete pacientes que están llevando el tratamiento en otras unidades del Sector Salud estatal y que el Sofosbuvir y el Velpatasvir están disponibles en el IMSS y el Issste.

Sin inmunidad

Los pacientes recuperados de hepatitis con este tratamiento no quedan inmunes, de no tomar las precauciones adecuadas podrían volver a contagiarse y, por otro lado, aunque hay una recuperación importante, ningún paciente sometido a este tratamiento puede ser candidato a donador de sangre en apego a las normas establecidas por las autoridades sanitarias del país y los bancos de sangre.— Emanuel Rincón Becerra

Hepatitis Una enfermedad silenciosa

La hepatitis es la inflamación del hígado, la menos agresiva es la del tipo “A”.

Variadas

En México las cifras y estadísticas en torno a la hepatitis suelen variar, algunos números refieren entre un 2.5% y 3% de la población afectada de hepatitis. Desde 1995 las transfusiones sanguíneas en el país dejaron de ser un factor de contagio, a raíz del endurecimiento de las medidas y protocolos de prevención de los bancos de sangre.

Tono amarillo

La pigmentación amarillenta en la piel de quienes la padecen se manifiesta en 20% de los casos.

Causa indignación la poda de árboles de una preparatoria de la Uady