in

Tratamiento más acertado para diabetes tipo 2

Datos genéticos, clave al controlar esta enfermedad

Cada enfermo de diabetes de tipo 2 tiene sus particularidades, pero el tratamiento consiste en el viejo método de ensayo y error hasta dar con la terapia que mejor le va a cada paciente.

De acuerdo con “Muy Interesante”, un estudio reciente realizado por científicos del Hospital General de Massachusetts y el Instituto Broad del MIT y Harvard, en Estados Unidos, señala que se han identificado cinco diferencias en el ADN de las personas que parecen contribuir al desarrollo de la enfermedad en formas únicas, lo que podría permitir la identificación de subtipos de la diabetes tipo 2 y ayudaría a los médicos a prescribir tratamientos específicos.

Trabajos previos han establecido subtipos de esta enfermedad a partir de variables como la resistencia a la insulina o el índice de masa corporal, pero hacerlo a partir de análisis genéticos resulta más preciso.

Los autores del estudio encontraron cinco tipos de variantes genéticas ligadas a distintas deficiencias que inducen a la diabetes. Dos de esas variantes hacen que las células betas no funcionen bien; las otras tres se relacionan con la resistencia a la insulina; una de ellas tiene vínculos con la obesidad, otra con una mala absorción de la grasa por el hígado, y otra con la lipodistrofia.

También se observó que en casi un tercio de los pacientes, una de esas cinco variantes predominaba sobre el resto y hacía que la enfermedad se desarrollara de una forma particular, lo que sugiere que la diabetes podría desencadenarse predominantemente a partir de un mecanismo biológico.

Los resultados son coherentes con la experiencia clínica, porque cada afectado por la diabetes de tipo 2 la desarrolla a su manera. Según José Flórez, uno de los autores del estudio, “las variantes genéticas parecen coincidir con lo que observamos en los hospitales. Ahora tenemos que determinar si esas diferencias en el ADN se traducen en diferencias en la progresión de la enfermedad, las posibles complicaciones de esta y la respuesta al tratamiento”.

Si fuera así, la medicina de precisión, basada en la adaptación del tratamiento médico a las características de cada paciente, se convertiría en una gran arma contra la diabetes de tipo 2.

 

Se quema en lavadero

Se desploma una parte del techo de antiguo templo