in

Un síndrome del corazón, sin síntomas definidos

Es un trastorno provocado por depósitos de una proteína anormal.

No hay síntomas específicos en el corazón rígido

La amiloidosis cardiaca, también conocida como síndrome del corazón rígido, es una patología con síntomas no específicos, similares a los de otras cardiopatías, lo que dificulta su diagnóstico.

Se trata de una enfermedad provocada por depósitos de una proteína anormal (amiloide) en el tejido cardiaco. Esta anomalía viaja y se aloja en el engrosamiento del corazón, de manera que no puede realizar su función adecuada. “El corazón pierde flexibilidad. Aunque tenga buena fuerza de contracción no se llena de forma adecuada y la cantidad de sangre que sale del corazón está disminuida”, explica a la revista ABC el doctor Pablo García Pavía, director de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Cardiopatías Familiares del Hospital Puerta de Hierro.

La amiloidosis cardiaca puede ser de varias clases, pero la que ahora se está diagnosticando mucho es la provocada por transtiretina. Ésta puede ser de dos tipos: hereditaria o relacionada a la edad. En el caso de ser heredada, los depósitos se producen en el corazón y en los nervios; mientras que si se genera por la edad, aparecen fundamentalmente en el corazón.

Actualmente, se está trabajando en el desarrollo de medicamentos que sí actúan sobre los depósitos ya formados intentando retirarlos. “En el futuro se combinarán fármacos: unos para evitar la progresión y otros para mejorar la enfermedad”, concluye el doctor.

Trastorno

ABC Salud informa que ocurre cuando los depósitos de amiloides toman el lugar del músculo cardíaco normal.

Información:

Esta afección es el tipo más típico de miocardiopatía restrictiva. Este tipo de amiloidosis puede afectar la forma como las señales eléctricas se trasladan a través del corazón (sistema de conducción). Esto puede llevar a que se presenten ritmos cardíacos anormales (arritmias) y señales cardíacas defectuosas.

Síguenos en Google Noticias

Acusado de corrupción un juez clave en el lío de las luminarias

Empiezan los preparativos para el Tianguis Turístico