in

Vacuna de Oxford y AstraZeneca será vendida "a precio de costo"

vacuna covid
Foto: referencial

MÉXICO. - Pfizer, Merck y Moderna declararon hoy que, si logran la vacuna contra el nuevo coronavirus, no la venderán a precio de costo, durante una audiencia en el Congreso de Estados Unidos.

Sin embargo, Johnson & Johnson y AstraZeneca se comprometieron a vender sus vacunas sin ganancias iniciales.

La vacuna contra el Covid-19 que está siendo desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca será vendida "a precio de costo" en todo el mundo y se calcula que podría costar 2.5 euros la unidad, es decir, unos 65 pesos mexicanos.

Te puede interesar: Hallazgos positivos de la vacuna contra el coronavirus de la Univ. de Oxford

“No venderemos al costo", dijo el presidente de Moderna, Stephen Hoge, en respuesta a una pregunta de un congresista.

“No, no venderemos a precio de costo", expresó también Julie Gerberding, de Merck, que no tendrá ninguna vacuna lista hasta 2021.

“Este es un momento extraordinario y nuestro premio lo reflejará", añadió John Young, de Pfizer.

“Durante la pandemia, fijaremos el precio de nuestra vacuna potencial teniendo en cuenta la actual emergencia sanitaria mundial", añadió.

Una oportunidad con el precio de las vacunas

AstraZeneca, socio de la Universidad de Oxford en el desarrollo de una de las vacunas más avanzadas en este momento, en fase 3, firmó un contrato por mil 200 millones de dólares con la agencia Barda del gobierno de Estados Unidos, con el que se prevé la entrega de 300 millones de dosis a precio de costo, publicó Excélsior.

La carrera por encontrar una vacuna, en etapa final

La carrera por encontrar una vacuna contra el coronavirus entró a una etapa definitiva. Tres proyectos han comenzado la fase 3, consistente en ensayos masivos: uno chino, otro británico y el último australiano, mientras que Rusia anunció que podría tener lista su vacuna para comercializar pronto, en octubre.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene registrados 140 proyectos y hay otro medio centenar sin registrar, unos pocos son los que van a la avanzada, incluyendo el de la Universidad de Oxford-AstraZeneca y el chino de la firma Sinovac.

Los efectos secundarios de las vacunas

La prestigiosa revista The Lancet anunció el lunes que el de Oxford generó una "fuerte respuesta inmunitaria" en un ensayo con más de mil pacientes, mientras que el de Sinovac, bautizado como CoronaVac, provocó una fuerte reacción de anticuerpos en la mayoría de los 500 participantes, aproximadamente, de otro ensayo, realizado en Wuhan, donde se originó el Covid-19.

Tanto este proyecto como el de Sinovac usan como base un adenovirus modificado, que no se replica, lo que hace más seguras a las vacunas, en particular para los pacientes más frágiles, y permite al sistema inmune de las personas aprender la forma de luchar contra el virus.

Ninguno de estos dos ensayos generó efectos indeseables graves. Lo que más se observó fue fiebre, fatiga y dolor en el punto de inyección de la vacuna.

Ambas comenzaron ya la fase 3, la última de pruebas experimentales. Las vacunas deben demostrar que son capaces de evitar que una persona se enferme, que la inmunidad es extendida y que son realmente seguras para su uso.

Implica la existencia de un grupo de control, al que se le da placebo, con el fin de verificar mejor la eficacia de la vacuna real.

Brasil es el laboratorio de pruebas

Brasil, el segundo país más golpeado por la pandemia a nivel mundial, se convirtió en el laboratorio de pruebas de ambas vacunas. Los expertos advierten que aun si en la fase 3 de pruebas estas vacunas son exitosas, la etapa de producción solamente podría comenzar a inicios o mediados del año próximo.

Otra cura que está en fase 3 es una que desarrolla el Instituto Murdoch de Investigaciones Infantiles, en Australia, y que usa como base la vacuna contra la tuberculosis BCG. El objetivo no es proteger directamente contra el Covid-19, sino generar una respuesta inmunológica.

No son las únicas en la competencia. La estadounidense Moderna fue la primera en mostrar avances y anunciar que su vacuna genera anticuerpos neutralizantes.

Los científicos inyectan fragmentos de ARN (código lineal genético), que comienza a producir proteínas virales, para desatar una respuesta inmunológica. Provocó una fuerte respuesta inmunitaria en los 45 voluntarios que participaron en la fase 1. Otra vacuna que llama la atención, también de China, es la de la firma CanSino Biologics y el Instituto de Biotecnología de Beijing, que anunció resultados prometedores de la fase 2, aplicada a unos 500 participantes. Es la primera vacuna que es autorizada para su uso, aunque sólo por ahora en el ejército chino.

Fallece un reo del cereso de Quintana Roo; sospechan Covid-19

Cubrebocas enredado en la pata de una gaviota, la otra cara del Covid-19