Crisis de los chips golpea al sector de las autopartes en México

Crisis de los chips golpea al sector de las autopartes
martes, 2 de noviembre de 2021 · 01:30
CIUDAD DE MÉXICO.— A medida que la escasez de chips remece las cadenas de suministro mundiales, pocos proveedores de autopartes se han visto tan afectados como los de México. Nemak SAB y Metalsa SA, fabricantes de bloques de motor, cajas de transmisión, parachoques y tanques de combustible que se encuentran en automóviles ensamblados en todo el mundo, han visto que sus bonos registraron los peores rendimientos entre sus pares de mercados emergentes durante las últimas seis semanas. Las empresas se están viendo más afectadas que sus rivales porque, si bien la escasez de chips ha obstaculizado la producción de automóviles a nivel mundial, algunas de las líneas de montaje más afectadas se encuentran en Estados Unidos, Canadá y México, donde se usa la mayor parte de las piezas de Nemak y Metalsa. La caída de la demanda es tan grave, y la industria de autopartes es una parte tan importante de la economía, que el Banco de México dice que podría recortar en hasta un punto porcentual el crecimiento de este año. “Si nos fijamos en la escasez mundial de chips, la región que más se ha visto afectada ha sido Norteamérica”, dijo Guido Vildozo, analista automotriz sénior de IHS Markit en una entrevista desde Boston. “Nos espera un camino difícil”. Los problemas en México son una muestra de cómo la escasez de semiconductores afecta a las cadenas de suministro en todo el mundo y puede terminar costando a los fabricantes de automóviles hasta 210,000 millones de dólares en ventas. La semana pasada, General Motors Co. informó que la escasez de chips afectaría el rendimiento hasta el próximo año, al tiempo que informó una caída del 25% en sus ingresos. Ford señaló que sus fábricas no funcionarán a su total capacidad hasta finales del próximo año y que la crisis de los chips podría extenderse hasta 2023. “Para hacer frente a la crisis, seguimos aplicando medidas dirigidas a mejorar la eficiencia y flexibilidad operativa”, dijo un vocero de Nemak.— Bloomberg “Consideramos que los fundamentales de la industria permanecen sólidos”. Tanto los bonos de Nemak como los de Metalsa comenzaron a caer entre mediados y finales de septiembre a medida que los efectos de la escasez de chips en los fabricantes de automóviles se volvían más claros, según Sebastian Hofmeister, estratega de Lucror Analytics que la semana pasada cambió su recomendación de los bonos de Nemak a 2031 de comprar a mantener.

Otras Noticias