in

Angelina Jolie borra cualquier rastro de Brad Pitt

Recupera su nombre de soltera

Si bien Angelina Jolie y Brad Pitt pueden considerarse “solteros”, gracias a un acuerdo de divorcio denominado “bifurcación del estado marital” (una división del estado matrimonial que hace que, aunque no estén divorciados, se les considere solteros), la actriz ha decidido dar un paso más al recuperar su nombre de soltera.

Fue en 2014, cuando ambos actores contrajeron nupcias, la también directora y productora decidió cambiar su nombre a Angelina Jolie Pitt.

Sin embargo, el pasado viernes 12 de abril, la también activista social decidió solicitar su cambio de nombre para alejarse completamente de cualquier cosa que le recuerde a Brad, con quien tuvo tres hijos biológicos (Shiloh, de 12 y los gemelos Vivienne y Knox, de 10 años) y comparte la custodia de los tres niños que adoptó antes del matrimonio (Maddox, de 17 años, Pax, de 15, Zahara, de 14).

Un largo divorcio

De hecho, la custodia de los seis menores ha sido uno de los factores que han ido alargando el proceso de divorcio, que la hoy expareja confirmó en septiembre de 2016. Además, Angelina se ha empeñado en desprestigiar a la figura de Pitt, a quien acusó de ser un padre abusador.

No obstante, en abril del año pasado un juez ordenó a la actriz que dejara de poner trabas para las visitas paternales del actor a sus hijos. En su defensa la actriz acusó a Pitt de no haber pagado para la manutención de los niños.

Del amor al odio

Cuando todo era miel sobre hojuelas Angelina no tuvo reparo en lucir su nombre de casada cuando anunció el filme “By The Sea”, con el que compartía créditos con Brad Pitt. Se dice que la película era un reflejo de su propia situación al retratar a un matrimonio que había tocado fondo.

Ante su nuevo estatus de “soltería” parece que poco a poco ambos actores van viendo la luz al final del túnel. Incluso se dice que en diciembre pasado lograron llegar a un acuerdo por la custodia de los seis pequeños, aunque no trascendieron detalles del mismo.

Por lo pronto, el matrimonio sigue sin poder disolverse del todo debido a que aún falta que se dividan la fortuna que juntaron durante su relación, que duró doce años. Se dice que su fortuna está valuada en 450 millones de euros (9,578 millones de pesos mexicanos).

Cabe aclarar que aunque Angelina ya no tenga un apellido conjunto, sus hijos sí mantendrán el Jolie Pitt.

Silencio en el IMSS de Oxkutzcab por la muerte de un joven

Mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén ardió al mismo tiempo que Notre Dame