in

Reportan un ''muerto" en Motul: el hedor llegaba a las casas vecinas

MOTUL.— Una carnicería clausurada hace un mes y medio por carecer de permisos municipales almacenó más de 100 kilos de desperdicios de pollo que se pudrieron y ocasionaron que muchos pensaran que se trataba de un muerto.

La pestilencia y las moscas llegaron a los negocios y las casas cercanas, situación que los vecinos reportaron a la Policía Municipal al creer que se debía a  un posible muerto.

“De seguro hay un muertito”, dijeron los vecinos y los transeúntes cuando sintieron el olor a podrido en la entrada de una carnicería y el expendio “El Gif”, ubicado en la calle 30 con 29.

La corporación policíaca de Motul recibió el reporte alrededor de las 9 de la mañana: les avisaron  que “una persona había muerto en el lugar”.

Sin embargo, al constatar los hechos resultó que eran desperdicios descompuestos, dentro de dos neveras que dejaron de funcionar desde hace una semana.

Les cortan la luz

Según se reportó, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) suspendió la energía eléctrica en el local por falta de pago y fue hasta ayer que se empezó a sentir el olor fétido.

Al lugar arribaron personal de la carnicería, Policía Municipal y Gobernación del Municipio para quitar el sello de clausura vigente que se colocó el pasado 2 de junio por falta de permisos municipales.

“Hay sacan el pollo apestoso”, “Ya hueles a pollo, hija” y “Quedó tieso el pellejo”, bromearon los que atestiguaron la limpieza del local.

Roberth Cevallos

Roberth Cevallos recibe placa de YouTube: superó los 100 mil seguidores

Reporte de muerto en Motul resultó falsa alarma

Reportan un ''muerto" en Motul: el hedor llegaba a las casas vecinas