Avances tecnológicos

Realidad Aumentada; un caso práctico del uso de la tecnología

martes, 21 de junio de 2022 · 19:00

Realidad aumentada, blockchain, metaverso, tokens y un largo etcétera de términos que hasta la fecha le son ajenos a una mayoría de la población están cobrando cada vez más importancia en la vida de decenas de millones de personas, siendo precisamente la realidad aumentada o RA la puerta de entrada de las mismas a estas tecnologías, que aunque en muchas ocasiones no sean conscientes de ello, la usan cada día al abrir aplicaciones como TikTok o utilizando una aplicación que les guíe en un trayecto superponiendo en una imagen del mundo real una pantalla con indicaciones digitales.

Y es que si hace unos años la RA ya intentó con poco éxito calar en el gran público de la mano de una empresa tan potente como Google y sus conocidas gafas, de las cuales siguen apareciendo versiones que mejoran el prototipo inicial, hoy en día está bastante más normalizado gracias a su faceta lúdica, pero más importante aún, y gracias a su alianza con la blockchain, por las aplicaciones prácticas que pueden ofrecer a los usuarios en, por ejemplo, un entorno potencialmente tan traicionero como el litoral costero.

El reflejo de la blockchain y la RA en el mundo real

Las aplicaciones de la tecnología de la blockchain van mucho más allá de permitir la existencia de las criptomonedas, ya que también es muy valiosa para sacar todo el provecho a las redes 5G que se están implementando a nivel mundial, redes que a su vez son muy importantes para que las tecnologías del internet de las cosas den un importante salto adelante, conjunto de tecnologías estas últimas que tienen como misión facilitar el día a día de las personas y en las cuales la RA tiene mucho que decir.

Un ejemplo claro de como la RA puede ser muy útil en un entorno en el cual toda ventaja proporcionada por la tecnología es más que bienvenida es la navegación costera, en la cual las cambiantes condiciones del terreno pueden jugar una mala pasada incluso al patrón más experimentado y razón por la cual SeaCoast, proyecto especializado en ofrecer servicios de ultima generación relacionados con la navegación litoral o la reserva de atraques en muelles, ha encontrado un nicho de negocio en la puesta a disposición de los patrones que lo deseen de un conjunto de aplicaciones útiles tanto para el navegante profesional como para el aficionado.

En el caso de SeaCoast, que está a punto de lanzar una ICO -Initial Coin Offering- de su propia criptomoneda, $COAST, para utilizar en su aplicación realizando pagos o recibiendo recompensas al ayudar a mantener la información al día, el servicio está articulado en torno a tres aplicaciones principales aunque haya mucho más; PortView para encontrar el punto de amarre reservado y entrar y salir de los puertos, momento este último que concentra el grueso de los accidentes en embarcaciones de alquiler, ShoreView, que se utiliza para la navegación costera pero también para obtener información turística como la relacionada con los horarios comerciales utilizando el smartphone y la tecnología de la RA y que se mantiene en parte actualizada por los propios usuarios a cambio de recompensas, y PaperBoat, una aplicación con la que gestionar todo lo relacionado con la disponibilidad y alquiler de amarres.

Este es sólo un ejemplo de implementación exitosa de la RA con el mundo real, pero existen más y es de esperar que con el tiempo el número de aplicaciones siga creciendo, desde las que se utilizan en los supermercados para conocer el valor nutricional de los alimentos, hasta las que se utilizan en interiorismo para visualizar como quedarían los muebles en una habitación vacía, desde la caza de Pokémon en cualquier rincón de nuestros campos y ciudades, hasta la visualización de cómo nos quedarían distintos peinados, ropa o maquillaje antes de realizar la compra o dar el paso irreversible de empezar a cortar, desde encontrar la ruta que nos saque del puerto o que nos introduzca en él con mayor seguridad, hasta visualizar en nuestro smartphone o incluso en la pantalla del barco los posibles accidentes geográficos que oculta la superficie marina, mucho más abundantes según la navegación se va acercando al litoral costero.- I.S. 

Otras Noticias