in

A 56 años de que México “pintara” la imagen de TV 

Guillermo González Camarena

Entretenimiento a color

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— Un día como ayer pero de 1963 se llevó a cabo la primera transmisión a color en la historia de la televisión mexicana, a través del Canal 5, el cual fue fundado por Guillermo González Camarena, inventor del sistema tricromático secuencial de campos.

De acuerdo con información del Archivo General de la Nación (AGN), la serie Paraíso infantil, fue elegida como el primer programa que se emitiera bajo este innovador procedimiento.

Relata que González Camarena construyó su primer sistema de televisión en 1932, al observar que con las imágenes a color se vería mucho mejor, por lo que pasó los siguientes años trabajando en su sistema tricromático, con piezas de aparatos descompuestos.

En 1940 consiguió la patente de este proyecto con el número 40235, resguardada dentro del Archivo General de la Nación bajo el título Registro de un adaptador cromoscópico para aparatos de televisión, la cual contiene la descripción detallada del modelo, acompañada de tres láminas con siete dibujos alusivos, agregó.

Sin embargo, no se le llamó televisión a color, ya que se determinó que el invento se trataba de una mejora sobre los aparatos de televisión en blanco y negro ya antes patentados, añadió el AGN en su blog.

En ese tiempo, por su sentido patriótico, llegó a rechazar una importante inversión propuesta por universidades norteamericanas, pues quería que su descubrimiento se desarrollara en su país de origen; fue así como convirtió a México en el primer país del mundo en disfrutar televisión a color.

Todo el equipo había sido diseñado y construido por él mismo. Al no ver resultados concretos para obtener una concesión televisiva González Camarena decidió expedirle una carta al entonces presidente de México Miguel Alemán Valdés, exponiéndole las razones por las cuales debería obtener la licencia requerida, para poner sus inventos al servicio de los mexicanos.

 

Nada de narco, aclara una madre

Agnóstico con credibilidad