in

Afronta un “déjà vu”

Un teléfono Galaxy Fold de Samsung

Samsung está de nuevo en medio de un problema

SEÚL (EFE).— Samsung Electronics parece haber salido airoso tras anunciar que retrasará el lanzamiento del primer smartphone plegable, el Galaxy Fold, un caso que recuerda al de su Galaxy Note 7 pero que afecta al gigante asiático de manera muy distinta.

La mejor prueba es que las acciones de la empresa apenas se vieron afectadas ayer en la Bolsa de Seúl.

La compañía dejó en el aire el lanzamiento del Fold, que debía ser el primer teléfono inteligente con pantalla plegable del mercado y tenía prevista su salida pasado mañana en Estados Unidos. La nueva fecha se fijará una vez que se determine la causa de los fallos detectados en el panel táctil de los aparatos que se dieron para probar a varios periodistas.

Samsung había previsto sacar el teléfono al mercado europeo el 3 de mayo.

Las cosas cambiaron después de que varios periodistas reportaran que la pantalla doble falló al retirarle un plástico protector que no debía quitarse, tal como se indicaba en la caja.

Otros tuvieron problemas aparentemente relacionados con la bisagra del dispositivo y partículas de suciedad que se colaron por debajo del mencionado plástico y estropearon la pantalla.

Un portavoz de la empresa en Seúl remitió un comunicado en el que Samsung dice que planea “anunciar la fecha de lanzamiento en las próximas semanas” tras “realizar más pruebas internas” ante la posibilidad de que el producto requiera “mejoras adicionales”.

Aunque algunos usuarios han expresado su malestar por las averías detectadas en un teléfono inteligente tan costoso, la mayoría ha reaccionado con más calma ante los problemas.

El episodio evoca el caso del Galaxy Note 7, que por fallas en sus baterías obligó a Samsung en 2016 a pedir de vuelta 2.5 millones de aparatos y le supuso una pérdida operativa de más de 4,800 millones de euros.

Características

El Samsung Galaxy Fold es un producto de altísima gama: su precio en Estados Unidos será de 1,980 dólares y en Europa, de dos mil euros, más del doble que el precio original del Note 7 y solo ligeramente más barato que el Mate X de Huawei, que andará por los 2,600 dólares.

Competidor

Huawei planea lanzar su equipo en los próximos meses.

Los Leones de Yucatán derrotan a los Bravos: 6-1

Cartón de Tony: Que se ponga las pilas