in

Análisis informático de las transacciones hechas con el bitcoin

A menudo se cree que la informática es un tema aparte, del cual solo conocen unos pocos especializados en el tema. Sin embargo, no está de más informarse y comprender los detalles técnicos que están detrás de las criptomonedas más conocidas, como el bitcoin. En primer lugar, cuando se envían fondos, éstos pasan a una etapa de supervisión, que va desde lo más básico hasta los detalles más complejos. Lo elemental sería revisar que la persona tenga suficientes fondos antes de transferir los bitcoin que quiera pasar, mientras que las complejidades se orientan a registrar los metadatos detrás de cada transacción (la fecha en que se completó, la ip utilizada, el monto, el usuario, etc.).

No es como una operación bancaria que pasa por un sistema como el ACH o el RGTS. Es más, no existe un entorno informático que sea propiedad de ninguna empresa, solo es una red de nodos que se conectan entre sí. Tal como sería la definición del internet, que no son más que computadoras o dispositivos interconectados.

Si una criptomoneda se descompone en otra, podría ocurrir un fork, en el que ambas se separan por incompatibilidad en los parámetros informáticos (ya ha pasado antes con el bitcoin y el bitcoin cash).

¿Cómo se conectan los bloques de la blockchain?

Cada uno de ellos se almacena en un tipo de archivo que se conoce como JSON, el cual permite escribir muchos datos de forma simultánea y darles una estructura singular. Cuando un bloque termina de verificar todas las operaciones que tenía en cola, los datos almacenados en él pasan a ser el comienzo del registro del próximo. Si esto parece muy complicado, se puede ingresar a Bitcoin System para ver lo que muestran y no enfocarse en complejidades técnicas.      

En el caso de los técnicos en informática o ingenieros de sistema, les podría interesar entender cómo se relaciona la Prueba de Trabajo (Proof of Work o PoS, como se conoce en inglés) con los registros de cada bloque. Se puede resumir de forma sencilla: un PoS pasa a ser el código que distingue al bloque anterior, después que ha pasado por una verificación extensa. Por otra parte, es importante aclarar que esto es una simplificación de cómo funciona la blockchain. Para observar un poco cómo es la seguridad en estos entornos, se sugiere leer con atención el siguiente escrito.

¿Qué rol juega la aleatoriedad en la blockchain?

Por seguridad, se emplean varios códigos de muchos números, de manera que sea prácticamente imposible vulnerar la seguridad de la blockchain. Por ejemplo: cada bloque está entrelazado al anterior con un número especial que se conoce como “hash”. Esto implica que nadie puede inventarse un bloque nuevo e intentar conectarlo con los demás, como si ya estuviera validado. Solo se va a permitir la vinculación entre bloques con hashes que calcen, especialmente entre uno y el que está justo atrás. Cabe acotar que los cálculos los realizan los mismos computadores, así que ningún humano podría inventar cifras para obtener ganancias personales. Otro dígito importante es el “nonce”, que señala la cantidad de veces que se ha calculado un hash.

En palabras técnicas, es el conteo de las iteraciones propias del hash. Como suele pasar en la informática, parte desde el 0 y no desde el 1, como pasaría con el conjunto de los números naturales. Ahora bien, para saber cuál bloque encabeza la secuencia, se evalúan las propiedades de cada uno y se establece un orden, según el trabajo hecho por los voluntarios. Evidentemente no se somete a votación el orden, sino que se ordena de forma automática.

(I.S.)

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Conoce Elrond, la red y criptomoneda fundada en el año 2017

Kimbal Musk con beneficios de Tesla

Kimbal Musk, con el 0.04% de Tesla y una fortuna de 700 mdd