in

Cómo iniciar un negocio en línea y no fallar en el intento

Desde hace varios años, internet forma parte de la vida cotidiana de las personas. A la hora de comprar un teléfono, contratar un software o realizar una receta, es el mundo digital la primera opción para buscar opiniones o encontrar una solución. Es por esto que muchos negocios, emprendimientos y marcas, han optado por comenzar a desarrollar la parte digital.

La realidad es que iniciar un negocio online es totalmente posible. Pero, en muchas ocasiones, nos vemos bombardeados de información sobre cosas que parecen necesarias, pero no lo son tanto.

Debido a esto, nos parece importante presentar, de forma concisa y clara, los 5 elementos que consideramos necesarios para que comiences un negocio en línea y no falles en el intento.

Plataforma para crear un sitio web

Existen muchas plataformas creadoras de sitios en el mundo digital. Es por esto que debes investigar bien cuál es la que vas a utilizar dependiendo de la necesidad que tengas y las que puedan llegar a surgir a medida que tu negocio crezca.

Antes de seleccionar esta plataforma, debes definir cuál será el objetivo de tu negocio. No es lo mismo crear un sitio web de contenido que una tienda online que incluya carrito de compras. Por otro lado, también debes considerar el crecimiento del negocio. Si este creciera, ¿necesitas modificar tu tienda? Esa modificación ¿se puede realizar en la plataforma elegida? Debes constatar que la plataforma que elijas sea lo suficientemente personalizable y flexible.

Servicio de hosting web

Tu sitio necesita un lugar donde alojarse. El servicio de hosting es el que resolverá ese problema. Quizás has leído muchas veces sobre el “hosting web” sin entender de todo de qué se trata. Vamos a explicarlo de forma sencilla.

El hosting es un servicio de almacenamiento donde se aloja un website. Es algo parecido a guardar un documento word en alguna carpeta de tu computadora. La diferencia radica en los tamaños y la disponibilidad. Como un sitio es pesado, ocupa un gran espacio, debe alojarse en computadoras preparadas para esto. Estas máquinas se llaman servidores (pueden ser físicos o virtuales).

Al contratar un servicio de hosting, debes asegurarte que el plan que contratas es el adecuado. A la vez, debes elegir correctamente entre los tipos de hosting disponibles en el mercado.

El dominio perfecto

El dominio es aquella forma por la que se denomina a un sitio web. Se trata de un término único e irrepetible que se asocia a una dirección IP. Esto quiere decir que, además de actuar como nombre del sitio, es algo así como la dirección digital del negocio en línea.

Al tener tanta presencia a nivel visual (el dominio se encuentra en la URL y en los correos institucionales), es necesario que pienses bien cómo elegir el nombre de dominio. Debe ser representativo de tu empresa y del rubro en el que ella se encuentra.

Para encontrar el dominio exacto, te recomendamos buscar en distintas plataformas de compra y venta de estos títulos. No sólo encontrarás una gran variedad, sino que, además, te darán opciones en caso de que el dominio que quieras esté ocupado.

Certificación de seguridad

Hoy en día se comparten tantos datos en internet que somos vulnerables a estafas y hackeos. Es por esto que cuidar tu propia seguridad y la de los usuarios que visitan el sitio es una prioridad.

Para brindar mayor confianza, la mejor opción es optar por una certificación SSL. Las siglas SSL representan Secure Sockets Layer. Se trata de una capa de seguridad que se utiliza para proteger a los sitios web de ataques externos.

La certificación autentifica la identidad de la web y cifra dicha identidad con tecnología SSL. El cifrado es un proceso donde todos los datos de la web son mezclados en un formato que no puede descifrarse salvo que se utilice una clave específica. A través de este proceso, logras que la conexión que se establece entre el usuario y el sitio web sea segura.

Plantilla de diseño

El diseño es una parte fundamental del sitio web, dado que influye en la identidad corporativa del mismo. La mayoría de las plataformas donde creas páginas poseen la posibilidad de elegir una plantilla de diseño.

Según la plataforma, son las opciones que tendrás. Por lo general, se dividen según rubro y objetivo (por ejemplo, una plantilla de diseño para tiendas de indumentaria). A la vez, algunos sitios permiten añadir plantillas propias, diseñadas especialmente para ti.

Si tienes en cuenta estos 5 elementos, no debes preocuparte por lo que pueda suceder. Es importante que tengas una base bien hecha a nivel técnico para evitar problemas futuros. No intentes ahorrar utilizando algo que no te sirva, siempre busca y estudia las distintas opciones del mercado. Seguro encontrarás una que pueda servirte. Recuerda que el que no arriesga, no gana.

Un Vento chocó contra un Platina esta mañana en el fraccionamiento Tixcacal-Opichén (Foto de Gabriel Chan)

Alta velocidad y piso mojado se combinan en aparatoso accidente

mamá coco

"Mamá Coco" es reconocida en Michoacán, pero Pixar sigue sin darle su lugar