in

Conceptos relacionados con el Blackjack

El blackjack es un juego muy popular de cartas, el cual es también llamado veintiuno, y es propio de los casinos, bien sea físicos u online. En este juego se usa una baraja inglesa de 52 cartas, excluyendo a los comodines. Este juego se trata de sumar un valor lo más cercano posible a 21, sin superar esta cifra.

En los casinos y en las competiciones se suele jugar al blackjack apostando dinero real, como se demuestra al entrar al sitio blackjack-online.es donde encontrarás varias opciones para jugar este afamado juego apostando dinero de verdad. El blackjack con dinero real está altamente difundido entre los apostadores debido a las buenas ganancias que deja, aunque también es cierto que, para los que no se saben controlar, puede ser un inconveniente.

En los casinos, los jugadores se enfrentan solo contra el crupier, e intentar conseguir una mejor mano que este. Las jugadas del crupier están sujetas a reglas fijas y que no pueden ser cambiadas, como por ejemplo que deben pedir una carta siempre que sus cartas sumen 16 o menos, y al mismo tiempo, está obligado a plantarse si sus cartas suman 16 o más. Las cartas con número tienen su valor intrínseco en la partida. Por otro lado, las figuras suman 10 y el As vale 11 o 1, lo cual queda a elección del jugador.

Cuando se habla de la mano del crupier, sus ases valen 11 puntos, mientras no pase de 17. En caso de que se pase del mencionado número, los Ases valen 1. La mejor jugada posible en este juego es conseguir el deseado 21 con solo dos cartas, es decir: con un As, sumado a una carta que tenga de valor 10. Esta jugada es llamada Blackjack o 21 natural. Un blackjack natural le gana a uno conseguido con dos o más cartas, por lo que se podría decir que esta es la mejor jugada que puede tener un apostador en mano.

El blackjack se juega en una mesa semicircular con capacidad entre 4 a 7 apostadores, donde cada uno de ellos dispone de un casillero señalado en el tapete de juego, donde puede realizar si apuesta antes de recibir las 2 cartas con las que empieza en cada mano. Si bien el blackjack no es un juego para niños, ya que implica apuestas, las cartas que se usan en él sí pueden ser usadas para otros juegos que si son dirigidos al público infantil, e incluso las cartas estuvieron entre los juegos más vendidos del 2017. Por otro lado,  las apuestas en el blackjack deben realizarse en cada mano, de forma necesaria, antes de que se lance la primera carta al juego.

¿Cómo se desarrolla este juego?

Este juego empieza cuando el crupier reparte par de cartas a cada jugador, las cuales son visibles para todos, El As vale 1 o 11, las figuras tienen un valor de 10, y las cartas numéricas valen lo que tienen reflejado. El valor de As puede cambiar dependiendo si este no rompe la regla de pasarse de 21. Si un apostador, por ejemplo, le toca un As junto a una carta de valor 10, obtiene el deseado blackjack, ganando de forma automática la apuesta. La única forma de que esto no suceda, es que el crupier también obtenga otro blackjack.

Cuando el crupier termina de repartir las dos primeras cartas a cada apostador, el mismo podrá observar su primera carta, la cual estará boca arriba y será visible para todos los jugadores, quienes podrán tomar sus decisiones de juego basándose en esta carta. Esta es una competición que sucede únicamente entre el crupier y el jugador, sin involucrarse de ninguna manera los otros jugadores, y sin importar las cartas que estos tengan.

Los apostadores pueden y están en su derecho de plantarse y dejar estática la puntuación que tengan, o también pueden pedir más cartas, pero eso sí, sin superar los 21 puntos que sirven de base para este juego. Alcanza los 21 con más de dos cartas no se considera como “blackjack natural”, y por lo tanto, esta jugada tiene menos valor que un blackjack conseguido de esta manera. Si el jugador decide pedir una nueva carta, y se pasa de 21, esto conlleva a que pierda automáticamente la apuesta, junto a sus cartas, siendo su apuesta retirada por el crupier. Si todos los jugadores piden sus cartas, el crupier está obligado a mostrar su segunda carta y debe sacar más cartas hasta que sume 17 o más, momento en el cual deberá plantar su jugada.

Entre el crupier y el jugador, gana la persona que obtenga blackjack, es decir, As + 10, o gana aquel que consiga obtener la puntuación más alta sin superar los 21 puntos. En este juego también existe la posibilidad de empate.

La manera de jugar al blackjack en los casinos

Dependiendo del casino donde se apuesta, el blackjack puede ser de una u otra variante, y puede tener reglas diferentes. Por lo general, existen y son aceptadas dos versiones del blackjack, las cuales son llamadas el blackjack europeo y el blackjack americano. La diferencia existente entre estas dos versiones del blackjack es que en el americano, el crupier cuando pone su primera carta visible, sacará su segunda carta, la cual estará tapada. Pero,si se da el caso de que con la carta visible haya posibilidad de conseguir un blackjack, es decir, que sea un As o una carta de valor 10, deberá comprobar cuál es el valor de esta segunda carta antes de continuar.

Esto lo hace para comprobar si tiene o no blackjack. En caso de no tener la mencionada mano, se lo hará saber a los apostadores cuando finalice la mano, por lo que los jugadores que decidan continuar con el juego sabrán que no están apostando en contra del  blackjack del crupier. Para los jugadores, es más conveniente jugar al blackjack americano que al europeo.

El blackjack básico consta de una mesa con capacidad para un máximo de 7 apostadores al mismo tiempo, más el crupier, quien será oponente permanente para todos los jugadores, y quien jugará en representación del casino. Cada apostador puede derecho a una casilla donde podrá recibir dos cartas, y posteriormente, hará la apuesta de su preferencia, siempre y cuando esta se adapte a los montos mínimos y máximos permitidos en el casino. Cada mesa tiene un monto máximo y mínimo disponible y como es obvio, los apostadores deben adaptarse a estos para poder hacer sus jugadas.

Según sea la decisión del casino, hay varias maneras de barajar las cartas: se puede adaptar el casino completo a un solo tipo de barajeo, o incluso este cambia entre las diferentes mesas del casino. Dependiendo de las reglas del mismo, se jugará con cartas barajadas de forma manual por el crupier, usando, al mismo tiempo, 4 a 8 bajaras diferentes. El crupier usa un zapato del que irá sacando las cartas conforme se desarrolla el juego. Incluso hay casinos que dotan a los crupieres con máquinas que barajan a las cartas de forma automática.

Las reglas básicas del blackjack están dispuestas desde hace tiempo atrás, pero conforme el tiempo va avanzando, las mismas varían, y surgen nuevas variaciones y modificaciones que hacen de este juego de cartas cada vez más complejo, pero entretenido al mismo tiempo. El blackjack es considerado un juego de cartas tradicional, junto a otros juegos clásicos como el cinquillo, el mentiroso, la escoba, entre muchos otros.

Las reglas del blackjack clásico indican que, normalmente, el blackjack se paga 3 a 2. La única manera que esta regla no un As, se ofrecerá a cada apostador la posibilidad de comprar un seguro por el crupier logra un blackjack aplique es que el crupier también tenga blackjack, y entonces se dé un empate. Si la carta que es visible del crupier es.

Este seguro le brinda seguridad al jugador, valga la redundancia, y consiste en poner la mitad de lo apostado anteriormente para cubrir una perdida que pudiera darse en tal caso que el crupier tenga blackjack. El mencionado seguro consiste en poner la mitad de lo que se apostó en un principio para cubrir una posible pérdida. Si el crupier consigue un blackjack, procederá a recoger todas las apuestas que no tengan blackjack en mano, y sacará el monto de los seguros a razón de 2 a 1. En caso de que no tengan blackjack, retirará por completo el monto de los seguros.

En el blackjack americano también es posible que si el jugador tenga blackjack, y el crupier tiene un As en mesa, se le dé la oportunidad al mismo de cobrar blackjack en un rango de 2 a 1, sustituyendo el 3 a 2 que es común, en vez del clásico seguro. Esta decisión es obligatoria tomarla antes que el crupier verifique si tiene blackjack.

En caso de que tenga, se produciría un empate entre las dos partes que juega, es decir, el crupier y el jugador, y el apostador solo tendría de vuelta su apuesta principal, sin ningún tipo de ganancias. Los expertos en blackjack no recomiendan la compra de un seguro de juego en partidas a dinero, ya que hay menos posibilidades de que con un As visible el crupier obtenga el preciado blackjack, a que no tenga.

En el blackjack americano también sucede que si el jugador tiene blackjack y el crupier tiene un As, se ofrezca la opción de cobrar el blackjack con una proporción de 2 a 1, en lugar del 2 a 3 que es común en estos casos, como opción alternativa a la adquisición de un seguro. (I.S.)

chimpancé kalúa

Mono alcohólico mata a una niña y lesiona a 250 por estar en abstinencia

Autoridades hallaron anoche a un hombre en Chetumal que fue secuestrado. Tenía serias lesiones (Foto de Meganews)

Hallan vivo, pero con serias lesiones, a hombre secuestrado en Chetumal