in

Conoce la historia de la Mafia de PayPal

El siglo XXI ha sido testigo de la «burbuja puntocom», la era de la innovación digital y de los emprendedores de internet. El famoso Silicon Valley de San Francisco es un semillero para multimillonarios tecnológicos como Mark Zuckerberg, Steve Jobs o Elon Musk.

Y el origen de muchos de los casos de éxito de la zona es PayPal. La empresa, que sigue siendo uno de los métodos de pago en línea más populares del mundo, abrió el camino a las transacciones en la red hace ya unos años, lo que motivó su adquisición por parte de eBay por 1500 millones de dólares a finales de 2002.

La intrahistoria de su increíble desarrollo y de las personas que lo propiciaron es fascinante, y ha dado lugar a un importante legado en internet que muchos conocen como la «Mafia de PayPal».

Se trata de un «¿Quién es quién?» de emprendedores multimillonarios, con muchas de las empresas unicornio de hoy en día con raíces en los orígenes de PayPal.

En este artículo analizaremos cómo ocurrió todo y cómo este legado continúa influyendo en el internet que conocemos hoy en día.

El nacimiento de una estrella

¿Qué tienen en común Alemania, Polonia y Ucrania? Puede que la relación no sea del todo obvia, pero estos tres países han proporcionado sendos cofundadores de la mayor plataforma de pago de la historia.

Es posible que el trío en cuestión no fuera consciente de lo que iba a lograr cuando sus integrantes se conocieron en 1998. Peter Thiel (Alemania), Luke Nosek (Polonia) y Max Levchin (Ucrania) querían simplemente comercializar un servicio para transferir dinero entre PalmPilots, uno de los primeros ordenadores de bolsillo que se popularizó en el mundo.

Para ello, constituyeron Cofinity, Inc., empresa a partir de la cual pulieron la idea de un producto de pago que pudiera usarse en cualquier dispositivo con acceso a internet. Thiel trajo a un prodigio de los negocios llamado Kenneth Howery y, en 1999, nació PayPal.

Aquí entra en juego Elon Musk. Su X.com acordó una fusión con Cofinity a principios de 2000, y el éxito y rápido crecimiento de PayPal pronto exigió la totalidad de recursos de las dos empresas, que se fusionaron bajo la denominación PayPal ese mismo año.

A pesar de que Musk fue despedido por el consejo de administración tras una guerra de poder con Thiel en los primeros días de la compañía, no hay duda de que su apoyo financiero fue el trampolín del que se sirvió PayPal para ser adquirida por eBay un par de años más tarde.

La oferta del gigante minorista alcanzó los 1500 millones de dólares. Nada mal para un proyecto que apenas contaba tres años.

La expansión imparable de PayPal

Tras la compra del grupo por parte de eBay, la empresa fue acumulando un éxito tras otro. Dominó el enorme mercado de pagos de eBay, ofreció la posibilidad de pagar en 25 divisas diferentes y alcanzó los 100 millones de usuarios.

La expansión de PayPal era imparable, hasta el punto que dejó atrás a eBay y se abrió a nuevos mercados. La variedad de usos que ofrecía la plataforma era más amplia que nunca: los usuarios podían usar PayPal para pagar prácticamente cualquier cosa en línea, desde comprar ropa hasta enviar dinero a amigos, realizar depósitos en casinos en línea o reservar vuelos. Internet ya no podía concebirse sin PayPal.

Cuando la plataforma de pago se convirtió en uno de los protagonistas principales del mercado por derecho propio, PayPal y eBay decidieron separarse en 2014; para entonces, muchos de los fundadores originales de la empresa ya habían tomado otros rumbos.

Estos emprendedores, bautizados como la «Mafia de PayPal», tuvieron una gran influencia en Silicon Valley, y muchos de sus proyectos se han convertido en empresas unicornio.

La influencia de PayPal en la actualidad

El ámbito de influencia de los fundadores de PayPal es increíblemente grande, tanto que, muy a menudo, sus caminos vuelven a cruzarse para crear nuevos proyectos de gran envergadura.

En muchos casos, los proyectos iniciados tras dejar PayPal les han reportado incluso mayores dividendos. Quizá el caso personal más notable sea la participación de Peter Thiel en Facebook. Tras adquirir el 10,2 % de la compañía por 500,000 USD en 2004, vio cómo sus acciones se disparaban al ritmo que crecía la plataforma, lo que le permitió vender la mayoría de sus títulos por más de 1000 millones de dólares en 2012.

Pero ni siquiera esto es equiparable al ingente poder de Founders Fund. La compañía, creada por Thiel, Howery y Nosek en 2005, empleó su capital para invertir en una retahíla de empresas emergentes que acabaron teniendo un éxito increíble. AirBnB, Spotify, Lyft o Stripe son solo algunas de las compañías que obtuvieron una gran fama mundial gracias a su inversión, de la que se benefició incluso el proyecto SpaceX de Elon Musk.

En 2016, Founders Fund gestionaba un capital de más de 3000 millones de dólares y su influencia era casi universal: cualquier compra en línea realizada por aquel entonces contaba, de una manera u otra, con su firma.

Y no olvidemos a otro de los fundadores, Max Levchin. Con los 34 millones de dólares que obtuvo con PayPal, lanzó Slide en 2005, una empresa de software de compartición de fotos para redes sociales. Cuando Google la absorbió en 2010, Levchin se embolsó la nada desdeñable cifra de 182 millones de dólares.

Los nombres que han aparecido hasta ahora son solo los de los fundadores de PayPal, pero ¿qué hay de los primeros empleados que aprovecharon el auge increíble de la empresa para triunfar en el mundo de internet?

Pues tenemos, nada más y nada menos, a los fundadores de YouTube. Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim trabajaban todos para PayPal cuando se les ocurrió la idea de crear una plataforma para compartir videos. Yu Pan, el primer empleado de YouTube, también procede de PayPal.

Este grupo de jóvenes fundó el sitio web en 2005 y, un año más tarde, tocó el cielo cuando Google se lo compró por 1650 millones de dólares.

Russel Simmons, uno de los principales ingenieros de software de PayPal, fundó Yelp con su colega Jeremy Stoppelman en 2004. Esta empresa, centrada en reseñas de negocios a cargo de los usuarios, atrajo también el interés de Google (¡otra vez!). Sin embargo, sus dos fundadores decidieron mantener el negocio, cuyo sitio web contenía casi 200 millones de reseñas en 2019.

Y la cosa no se detiene aquí. Uno de los fundadores de LinkedIn, Reid Hoffman, era vicepresidente ejecutivo de PayPal cuando la empresa fue adquirida por eBay; Roelof Botha, exconsejero de la empresa, es una de las figuras clave de la sociedad de inversión Sequoia Capital, que gestiona 1.4 billones de dólares; finalmente, Premal Shah, director de producto de PayPal, ha inyectado más de 1000 millones de su fortuna en ayudas a emprendedores de países subdesarrollados.

Una estirpe digital

Ahora que se habla de que unos 16 millones de personas podrían reclamar ser descendientes de Gengis Kan, parece que la mayoría de los protagonistas de internet tiene sus orígenes en PayPal. Si queremos ver un video, reservar un alojamiento, buscar trabajo o leer sobre el primer viaje tripulado a Marte, es muy probable que, detrás de ello, encontremos a alguien relacionado de algún modo con PayPal.

Y eso es algo que ni siquiera las brillantes y ambiciosas mentes de los fundadores de PayPal podrían haberse imaginado cuando lanzaron su primer producto hace ya unos cuantos años. (I.S.)

''Cabecitas blancas'' de Peto, varados en Estados Unidos por Covid-19

Koo Hye Sun y Ahn Jae Hyun: su divorcio ya es oficial