in

Contra la información falsa en internet

En WhatsApp se comparte información falsa sobre el coronavirus

“Chequeado” pide a la gente no creer todo ciegamente

La recomendación de alimentos para prevenir o combatir el virus, el anuncio de sueros o vacunas ya listas para frenar el Covid-19 y las teorías conspirativas sobre cómo surgió la pandemia son parte de las noticias falsas que han circulado durante la pandemia.

“Tomar un té de jengibre con miel, una de las muchas recomendaciones que han circulado, parece algo inofensivo, pues no causará un daño directo a la persona, pero da una falsa idea de seguridad; pueden sentir más protegidos y esto puede convertirse en algo peligroso”, expresa Olivia Sohr, coordinadora de proyectos especiales de “Chequeado”, una organización sin fines de lucro, que inició operaciones en 2010, y se dedica a luchar contra la desinformación que se genera en las redes sociales y medios de comunicación en general.

Al abordar el tema de la desinformación en torno al coronavirus, menciona que los formatos más comunes en los que se propaga la desinformación en la pandemia son los audios de WhatsApp, por ejemplo de supuestos médicos o especialistas que brindan consejos o hacen informaciones sobre el tema; al igual que los mensajes con fuentes falsas, en los que para ganar credibilidad señalan a organizaciones como la OMS como el origen de la información; imágenes con un texto o vídeos fuera de contexto, muchos de éstos sobre teorías conspirativas que hablan de la creación del virus por parte de distintos actores sociales o políticos.

Manifiesta que en ocasiones los videos citados son caseros, pero otras veces se nota un esfuerzo de producción detrás, algo más elaborado para hacer circular la información y sea más creíble.

La organización se ha dado cuenta que en momentos de incertidumbre como el que se vive hoy día, aumentan estas teorías conspiratorias, algo que sucede porque en ocasiones para las personas es más fácil aceptar que se trata de un complot para darle una explicación a las cosas.

En la pandemia han circulado toda clase de recomendaciones alimentarias para prevenir el Covid-19, como consumir ajo, jengibre, alimentos alcalinos así como “pruebas”, por ejemplo aguantar la respiración por 10 segundos para saber si los pulmones funcionan correctamente, hasta noticias que hablan de sueros o vacunas para tratar el coronavirus.

Considera que este tipo de desinformación que no tiene evidencia suficiente para tomarlo como algo cierto, surge habitualmente porque hay personas que al asociar los síntomas de coronavirus con otras enfermedades respiratorias aconsejan segur los típicos remedios de la abuela, porque les han funcionado en una gripe, por ejemplo.

El tomar un té de jengibre no parece grave si se compara con otras teorías que son muy dañinas para la salud, como la sugerencia de ingerir cloro, sin embargo tiene su lado contraproducente, porque piensan que la cura es fácil al igual que el evitar contagiarse, lo cual les da una falsa seguridad, algo que puede ser muy peligroso.

Este tipo de información manifiesta que se difunde en ocasiones por ignorancia, ante la asociación falsas entre dos cosas no relacionadas, pero otras veces responden a motivaciones monetarias, por convicción o política.

Olivia Sohr resalta la importancia de desmentir la información falsa de manera rápida para que no siga trascendiendo y pueda ser contenida, algo que no siempre es fácil, sobre todo cuando la noticia en cuestión llega a un influencer, actor, políticos o medios de comunicación con grandes alcances, que replican la información.

Considera que no siempre se debe desmentir las notas falsas cuando éstas se han encapsulado en una comunidad, y se ha logrado limitar que se siga compartiendo, caso en el cual hablar sobre el tema sería expandir el rumor.

Puntualiza que hay cinco preguntas que se deben hacer para saber si desmentir o no una información errónea: Cuántas interacciones generó el contenido comparados con otros en la plataforma; la discusión sobre el rumor está limitada a la comunidad en línea; paso a otras plataformas el rumor; hay algún influencer o una cuenta verificada que haya compartido el rumor; hay grandes medios que lo hayan cubierto.

La experta en el tema de verificación de información, apunta que existen herramientas de las que pueden valerse los periodistas y el público en general para identificar las noticias falsas, como la que han creado especialmente para la pandemia, que es chequeado.com/latamcornavirus.— Iris Ceballos Alvarado

 

“Tomar un té de jengibre con miel (...) parece algo inofensivo, pues no causará un daño directo a la persona, pero da una falsa idea de seguridad”

Inflación mantiene tendencia

Exponen razones de una restricción en supermercados