in

En pandemia aumentó la sofisticación de los ataques a la ciberseguridad

La sofisticación en los ataques a la ciberseguridad aumentó en el último año

La pandemia ha dado pie a nuevos a retos a la ciberseguridad en el mundo. Y es que muchos piratas informáticos han usado este tema para engañar a usuarios y hacerlos blanco de sus crímenes.

De acuerdo con el  Informe de Defensa Digital publicado la semana pasada, en el último año aumentó la sofisticación de los ataques cibernéticos. Ahora utilizan técnicas que los hacen más difíciles de detectar y que amenazan incluso a los objetivos más inteligentes. 

Por ejemplo, los grupos delictivos que apuntan a las empresas han trasladado su infraestructura a la nube para esconderse entre los servicios legítimos.

Además de que los ataques se vuelven más sofisticados, los delincuentes digitales muestran preferencias claras por técnicas enfocadas en la recolección de datos y el ransomware (los delincuentes se apoderan de datos digitales y piden el pago de un rescate para permitir el acceso a ellos. También hay un enfoque cada vez mayor en los dispositivos de internet de las cosas. 

Ante esto se recomienda que todas las organizaciones, ya sean agencias gubernamentales o empresas, inviertan en personas y tecnología para ayudar a detener los ataques.

No se debe olvidar lo básico, como recurrir a los mejores proveedores de hosting en México, la actualización constantes en los mecanismos de seguridad, políticas de respaldo integrales y, especialmente, habilitar la autenticación multifactor (MFA), es decir, aplicar más de una forma para validar una acción.

Te puede interesar: Aumentaron más de 600% los delitos por internet en la cuarentena

Además, debido a la pandemia aumentó el "homme" office" o el trabajo en casa, lo que también abrió puertas a los ciberdelincuentes. Las políticas de seguridad tradicionales dentro de las instalaciones de una organización se han vuelto mucho más difíciles de hacer cumplir en una red más amplia compuesta por redes domésticas y otras redes privadas. 

A medida que las organizaciones continúan moviendo aplicaciones a la nube, los "hackers" aumentan los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) para interrumpir el acceso de los usuarios e incluso ocultar las infiltraciones más maliciosas y dañinas a una organización.

Durante la primera mitad de 2020, aumentaron los ataques que utilizan la "fuerza bruta" para ingresar a cuentas empresariales. Esta técnica de ataque utiliza adivinanzas sistemáticas, listas de contraseñas, claves descargadas de violaciones anteriores u otros métodos similares para autenticarse por la fuerza en un dispositivo o servicio. 

Dada la frecuencia con la que las contraseñas son adivinadas, suplantadas, robadas con malware o reutilizadas, firmas como Microsoft recomiendan que las personas usen un método adicional para validad los accesos.

(I.S.)

Campamento de Frena tiene enfermería, peluquería, biblioteca y hasta capilla

Paulina Solís: de Tigres Femenil a jugar en la Liga de Portugal