in

Encuentra una contraseña segura y fácil de recordar

No sufras

Letras, números, símbolos…

Ante la importancia de cambiar a menudo las contraseñas, es prudente tener una manera de elegirlas para recordarlas con facilidad, pero sin allanarle el camino a posibles “hackers”.

El sitio pandasecurity.com recomienda que no se utilice la misma en varios servicios y que tengan poca o ninguna relación con tu persona para que sea más difícil adivinarlas.

Recordar tantas y tan complicadas claves no es sencillo. Por eso, pandasecurity.com comparte algunos trucos sencillos para generar contraseñas seguras que no sean imposibles de memorizar.

A partir de una frase

Piensa en una frase que tenga algún significado para ti y para nadie más. Que no sea muy corta ni muy larga, para que la puedas recordar fácilmente. Si tienen mayúsculas y números, mejor. Si hay algún símbolo, magnífico. “En el bar de Juan ponen tapas grandes a 3 euros”, por ejemplo. Ahora elige la primera letra de cada palabra y te sale “ElbdJptga3€”, que es una buena contraseña. ¿A ti no se te ocurre nada? Tranquilo, el título de tu canción favorita puede ser un punto de partida.

Combina dos palabras

Elige dos palabras (mejor si significan algo solo para ti) y construye otra alternando sus letras. Si has seleccionado “Bigotes” y “Mechero”, la base de tu nueva contraseña será “BMiegcohteerso”. No tiene números ni símbolos, así que tendrás que utilizarla como punto de partida para reforzarla con:

Convierte las vocales en números

Es un truco que los ciberdelincuentes ya conocen, pero puede funcionar muy bien para complementar otros sistemas. Retomando el ejemplo anterior, nuestra clave provisional “BMiegcohteerso” se convierte en otra un poco más segura: “BM13gc0ht33rs0”.

Sin vocales

En lugar de reemplazarlas por números como en el ejemplo anterior, podríamos eliminarlas por completo. Si partimos de nuestro “BMiegcohteerso”, la contraseña resultante será más robusta: “BMgchtrs”.

El truco del teclado

De nuevo se trata de reemplazar, pero en este caso números por letras. En primer lugar, escoge una sucesión de cifras que te resulte fácil de recordar (por ejemplo, el código postal de tu casa). Pongamos que es el 28921. Ahora busca cada uno de los números en el teclado y vuelve a introducirlo seguido por las letras que tiene justo debajo: “2wsx8ik9ol2wsx1qaz”.

Suman 30 víctimas

“Éxito en lo discursivo”