in

Evoluciona el pago

Experto habla del desarrollo de una nueva tecnología

CIUDAD DE MÉXICO.— De la banda magnética y el chip integrado, pasando por la firma electrónica, hasta la aparición de las tecnologías como RFID y NFC (Near Field Communication), la llegada de la tecnología de pago sin contacto ha impulsado la nueva evolución en materia de transacciones digitales

Gracias a la tecnología de pago sin contacto, es posible realizar las compras de una manera rápida, fácil y segura, pues con solo acercar la tarjeta a la terminal, la transacción está hecha. Una de las ventajas es que las tarjetas habilitadas con este método no tienen que dejar la mano para que pueda funcionar, además la información está encriptada, por lo cual realizar pagos sin contacto es tan seguro como si los hicieras con una tarjeta con Chip y NIP.

La despensa de cada semana, la gasolina o el pago de transporte, así como las compras diarias en la tienda de conveniencia, el cine, café o la comida, son excelentes ejemplos de transacciones de bajo valor que se pueden optimizar con la tecnología de pago sin contacto por sus características de practicidad, velocidad y seguridad.

“Si piensas que el mundo se está volviendo digital y que esto es inminente, tenemos que asegurar que la gente tenga acceso completo a éste; que posea los medios y las herramientas para pagar de forma correcta, fácil y segura”, asegura Guillermo Escobar, Vicepresidente Ejecutivo Comercial de Mastercard para México.

El directivo de Mastercard señala que aunque se habla mucho de los wallets u otras apps o mecanismos de pago, “la adopción no es tan rápida como nos habíamos imaginado. Tienes ejemplos en los extremos: está un mercado como China, donde la adopción fue inmediata, y otros mercados asiáticos y europeos, que han ido más lento a lo planeado en su adopción. Sin embargo, la tarjeta física tiene aún un peso preponderante y lo seguirá teniendo en un futuro”.

En este sentido, y a pesar de los desafíos de educación e inclusión financiera que existen, el panorama es alentador y se espera que mejore este 2019, el cual la firma ha llamado ‘el año de los pagos sin contacto’, comenta Guillermo Escobar.

“Lo que estamos esperando es que los bancos emisores aceleren aún más esta tendencia de transformación por el lado de la emisión. En el rubro de la aceptación el panorama es mucho más alentador. Cerramos 2018 con el 30% de las terminales punto de venta habilitadas con la tecnología de pagos sin contacto. Y desde el año pasado está el requerimiento de que todas las terminales la incluyan. Yo esperaría que este 2019 cerremos con más de la mitad de terminales con esta tecnología integrada”, apunta el experto.

Todos ganan

Los canales digitales enfocados a mejorar las dinámicas financieras son una realidad a favor de nuestro día a día, en donde el tiempo, la practicidad y sobre todo la seguridad se han convertido en los valores más preciados para todos los actores en el entorno físico y virtual.

Guillermo Escobar dice que en este contexto se contempla que si la renovación de las tarjetas bancarias físicas van de cuatro a cinco años en promedio, en el menos entusiasta de los escenarios, dentro de cuatro años en México ya se tendrá habilitada la tecnología de pagos sin contacto, sumándose a Australia, Rusia, Costa Rica o Reino Unido donde su uso ya es común.

En directivo apunta a que con la tecnología de pago sin contacto todos los actores relacionados en la cadena financiera se verán beneficiados.— Forbes

 

TituloOtro

Algarabía y diversión en el Desfile de Fantasía

Homilía del VIII domingo del tiempo ordinario