in

Internet es “parte de un ciclo”

Foto: Megamedia

Jennifer Egan no cree que acabará con el periodismo

NUEVA YORK (EFE).— Jennifer Egan, periodista y autora premiada con un Pulitzer, opina que Internet ha facilitado la labor periodística, pero también le ha complicado la vida al sector, ya que las redes sociales están “matando” a los medios de comunicación, aunque se considera optimista.

“Resulta muy frustrante que nunca hemos necesitado el periodismo más que ahora y nunca ha sido tan duro vivir de él”, reconoce la autora en entrevista con motivo de la publicación en español de su novela “Manhattan Beach” (Salamandra).

Jennifer, quien además de publicar cinco novelas ha elaborado amplios reportajes para medios como “The New York Times” en los últimos veinte años, afirma que “internet parece liberar la naturaleza pueril de los seres humanos: son malos, irritables, lo quieren todo gratis y lo quieren ahora”.

Le parece “lamentable” y “de locos” que las redes sociales e internet “estén básicamente matando a las empresas de noticias” porque es “como canibalismo” y sin medios “solo hay basura en todas esas páginas web”.

Y precisamente porque es tan necesaria la buena información como su síntesis resuelve que esta situación en la que “el perro se muerde la cola” encontrará el camino, porque hay ejemplos de medios digitales que han hallado una vía para pagar a sus reporteros.

“Lo inesperado es cuán imposible es el modelo de negocio para el periodismo y tenemos que arreglarlo”, sostiene la escritora, que para su nueva novela dejó de lado los reportajes. No siente que ése sea “realmente” su trabajo, pero aún así se ve como una “invitada” en el sector.

Como presidenta del PEN América, institución que defiende la libertad de expresión y los derechos civiles, señala que el impacto de internet en la literatura no es el mayor de los problemas para los escritores, sino los autócratas que intentan suprimir la “complejidad de pensamiento y discurso” que aportan al electorado.

“Internet, propiamente dicho, puede afectar de ambas maneras en esta situación, y los autócratas y dictadores han encontrado maneras de aprovechar internet”.

Insiste, no obstante, en que “lo más problemático de internet es que mata a las instituciones que más necesita”. ¿No es eso pesimista? “Las cosas mueren y renacen, es un proceso en la manera que yo lo veo, y me siento bastante positiva sobre el periodismo: ¿qué vamos a hacer sin él?”, cuestiona.

Se trata de un problema de negocio y “alguien tiene que resolverlo desde el punto de vista del negocio”, pero, como en toda transición, hay tumultos previos a una resolución.

“Ya está ocurriendo: el muro de pago de ‘The New York Times’ ha funcionado bien y les va mejor. Los periódicos locales han sufrido mucho, pero las noticias locales son las más importantes y las publicaciones en línea están encontrando modelos que funcionan”.

Son problemas que le afectan en mayor o menor medida, pero Jennifer tira de pragmatismo y asegura que es más extremo el del planeta, “que se curará a sí mismo y si se tiene que deshacer de nosotros lo hará”.

“Los seres humanos somos bastante ingeniosos y desafortunadamente muy egoístas. Siempre ha habido esta tensión entre la habilidad para pensar a lo grande y el deseo avaricioso de pensar a pequeña escala”.

Opinión

Jennifer Egan considera que la “muerte del periodismo” es un “asunto de negocios”.

En vías de solución

Opina que estos problemas ya han encontrado una solución en algunas empresas: “Ya está ocurriendo: el muro de pago de ‘The New York Times’ ha funcionado bien y les va mejor. Los periódicos locales han sufrido mucho”

Joey Montana en Plaza Carnaval

Cartón de Tony: polític@s terratenientes