in

La experiencia de disfrutar el vino llega a los celulares

Foto: Megamedia

José Carlos Palacios Sommelier

En estos tiempos, el maravilloso mundo del vino no está lejano a las nuevas tecnologías y quiero compartirles algunos ejemplos.

Las personas aprovechan las redes sociales para compartir desde una foto de sus alimentos o para presumir sus copas para beber vino; también hay grupos en los cuales la gente sube imágenes de sus botellas de vino para saber la opinión de los expertos a través de los comentarios en línea. Considero que algunos comentarios son duros y críticos, otros alaban desde su experiencia y dan su certero punto de vista; en lo personal siento que cada opinion es propia y nadie puede experimentar en boca de otro.

Para los amantes del celular, las aplicaciones están a la orden del día, entre ellas destaca “Vivino”, una de las más populares con 24 millones de usuarios, ya que con solo una fotografía te da la información del vino: cuál es la región y la casa vinícola que lo produce, la variedad de uva y el precio.

Esta es una buena herramienta, pero los precios varían, ya que los usuarios colocan el precio de la región en donde viven, y a su vez, la plataforma se alimenta de las opiniones de las personas. Si debiera dar una puntuación, sería un 7.5.

Otra aplicación menos conocida es “Wine search”, la cual informa con precisión dónde puedo comprar ese vino que acabas de probar.

Otra aplicación que se usa en algunos restaurantes de categoría se llama “Wine advisor”, que es un menú de vinos virtual que concentra toda la carta de vinos del restaurante. Por eso, al comensal se le entrega una tableta para elija su bebida con las recomendaciones de maridaje de los vinos.

Es una herramienta muy útil, sobre todo es muy visual; la misma aplicación está enlazada a un mapa que te lleva de la mano a viajar por las regiones de donde provienen los vinos; incluye los precios y cuando el vino ya no está en el inventario, simplemente sale de la carta.

En la parte de las vinícolas, la tecnología puede analizar el clima y el tipo de grano de uva a través de una máquina que separa los diferentes tipos de granos, los aparta por medidas y reconoce los que están defectuosos para apartarlos y que no contamine el resto de la cosecha.

Como conclusión, la tecnología está aportando mucho para que los consumidores tengamos más acceso al vino y poder conocer más este elixir de los dioses. ¡Hasta la próxima semana!

Morat abre telón del Palenque X’Matkuil 2019 (Galería)

Cartón de Tony: las dos respuestas