in ,

La gente rechaza robots que se ven como las personas

Foto: Megamedia

No les gustan muy humanos

WASHINGTON (EFE).— Un grupo de científicos identificó una red de regiones cerebrales que trabajan juntas para determinar si un robot es un buen compañero social y muestran “inquietud” si las máquinas parecen demasiado humanas, según un estudio que publicó ayer el “Journal of Neuroscience”.

Partiendo de la hipótesis del “valle inquietante”, que asegura que los humanos prefieren agentes antropomorfos pero los rechazan si se parecen mucho a ellos, expertos de Alemania y el Reino Unido usaron resonancia magnética para evaluar la actividad de la corteza prefrontal y la amígdala.

Para medirla, los científicos pidieron a varias personas que calificaran imágenes de robots con base en varios criterios, como su semejanza con los seres humanos y “simpatía”. Los participantes también eligieron a aquéllos de los que preferirían recibir un regalo.

En la segunda prueba en general prefirieron obsequios de los agentes más parecidos a los humanos, excepto los más próximos al límite entre lo humano y lo artificial. “El parecido a la forma o el comportamiento humano puede ser una ventaja y una desventaja”, señala Astrid Rosenthal von der Pütten, de la Universidad de Duisburg-Essen.

“La aceptación de un agente artificial aumenta a medida que se torna más parecido a un humano, pero solo hasta cierto punto”.

“A veces a la gente no le gusta cuando el robot o las imágenes generadas por computadora son demasiado parecidas a lo humano”.

La percepción de que hay algo amenazante en un robot “demasiado humano” no se limita a las máquinas, sino que también ocurre en la realidad virtual y la inteligencia artificial, en las cuales la semejanza ocasiona el rechazo de los seres humanos.

No para todos

“No hay un diseño de robot que agrade o asuste a todos los usuarios“, dice la investigadora Astrid Rosenthal von der Pütten.

Utilidad

“El comportamiento inteligente del robot es de gran importancia, porque los usuarios abandonarán a los que no sean inteligentes y útiles”.

Cartón de Tony: Un único mandamiento

Muere niño que cayó a un pozo