in

La importancia de la ciberseguridad en la industria del casino en línea

Que hoy en día podamos realizar cientos de operaciones y transacciones online pone al descubierto la oportunidad que tienen aquellas empresas que se dedican exclusivamente a violar la privacidad de nuestros datos. Este flagelo es sufrido por casi todas las industrias y cada una de ellas busca constantemente nuevas tecnologías que le permitan proteger los datos de sus usuarios.

Luego de un arduo trabajo y de dedicar una buena parte de sus ingresos anuales al combate de los piratas informáticos, existen espacios con juegos de casino en línea seguros como una buena noticia para los amantes de los sitios de entretenimiento.

La industria de los juegos de casino, y hablamos de los físicos tanto como de los online, mueve millones y millones de dólares al año. Esto significa que el interés por los detalles financieros de quienes apuestan dejando sus datos bancarios, aumenta proporcionalmente. Por ello, la ciberseguridad se vuelve un factor clave, ya que sin ella los usuarios perderían la confianza y dejarían de invertir su dinero, provocando graves pérdidas y un impacto negativo en la industria.

Hoy en día los hackers recurren a métodos cada vez más sofisticados para el robo de identidades, sin embargo, la industria de los casinos en línea viene tomando las riendas del asunto para asegurarse la tranquilidad de sus jugadores. En algunos casos se ha recurrido a lo que se conoce como el cifrado de datos, una estrategia que garantiza que el intercambio de información entre el usuario y el casino no pueda ser interceptada.

Por otra parte, y en cuanto a las principales amenazas, podemos mencionar a la piratería, un tipo de ataque que llena los servidores de tráfico basura que muy probablemente contiene códigos ocultos, diseñados con el fin de robar información confidencial. Otro término que viene siendo analizado muy de cerca es el social phishing o ingeniería social, una práctica que basa sus acciones en la manipulación del usuario, simulando por ejemplo ser miembro de la compañía para generar una conexión con él e instarlo a brindar sus datos más sensibles.

De hecho si nos ponemos a enumerar cuáles podrían ser las puertas de ingreso disponibles para los piratas informáticos dentro de un casino en línea, llegaríamos a la conclusión de que son muchas y bastante variadas: bases de datos con información sobre los usuarios y/o clientes, aplicaciones vinculadas para el uso del sitio en móviles, tecnología de avanzada (como realidad virtual) para una mejor experiencia de juego, empresas vinculadas a las transmisiones en vivo de los torneos, formularios de pago, entre tantas otras.

Como usuarios

Siendo usuarios y ante una situación que se escapa de nuestras manos, por la cantidad de factores para tener en cuenta, se necesita contar con al menos una simple señal que a primera vista nos brinde confianza. En este caso, es importante saber que aquellas plataformas que ostentan licencias otorgadas por organismos como Malta Gaming Authority, UKGC o Gibraltar Gambling Commission and Authority, aseguran la aprobación de los más altos estándares de calidad en la industria.

Como proveedores

Siendo proveedores de un servicio es preciso tener en mente que la confianza de los usuarios es vital para el éxito del producto. Cualquier situación que comprometa el bienestar de los jugadores o que ponga en duda la integridad del casino, modificará indudablemente el vínculo creado, algo muy difícil de revertir en el futuro por más esfuerzos que la compañía ponga en práctica.

Quizás sea por esto que algunas empresas además de redoblar esfuerzos en ciberseguridad sobre las plataformas ya existentes, dedican parte de sus presupuestos en la búsqueda y contratación de nuevos desarrolladores/programadores, que sean capaces de crear y probar desde cero experiencias de juego 100% seguras y confiables.

Para los casinos la conclusión es sencilla, si el sistema es vulnerable, los ataques cibernéticos, y por consiguiente los grandes dolores de cabeza, estarán a la orden del día. Exponer datos personales de los clientes no es algo de lo que estar orgulloso sino un enorme motivo para protegerse contra cualquier amenaza (de lo contrario se convierte, además, en un gran desastre a resolver para el área de relaciones públicas).

Finalmente, la ciberseguridad es un trabajo en equipo que involucra a las empresas, los gobiernos e incluso, alcanza a los usuarios, cada uno de ellos debe tomar noción de la relevancia que tiene el correcto uso de la tecnología para prevenir posibles amenazas. Crear hábitos de navegación seguros es una responsabilidad compartida en igual proporción porque, en definitiva, evitar la ilegalidad, el fraude y la violación de la privacidad es un objetivo de todos. (I.S.)

Avanzan investigaciones del ataque terrorista que dejó tres muertos en Inglaterra

El presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de este lunes 22 de junio (Foto de El Universal)

"No protejan a grupos criminales", pide López Obrador a ciudadanos