in

La www llega a tres décadas en un mar de críticas

Tim Berners-Lee y Fabiola Gianotti

¿Un feliz cumpleaños?

GINEBRA (EFE).— Internet, en la versión en que la conocemos hoy, de acceso libre y con un modo de funcionamiento que se ajusta a su concepción original, cumplió ayer simbólicamente treinta años con la gran pregunta de cómo humanizarla, en medio de las críticas por su utilización como medio de control social.

Tim Berners-Lee, inventor del protocolo que permitió el uso y la expansión de internet cuando trabajaba en el Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), lo reconoció en el acto de conmemoración de los treinta años cumplidos desde que hiciera circular entre sus colegas un documento en el que se basó la creación de esta famosa red mundial.

“Tim fue capaz de expresar su idea visionaria en palabras y así se convirtió en un héroe”, sostuvo el ingeniero Jean-François Groff, quien en 1989 realizaba una práctica en el CERN y ayudó a Berners-Lee a desarrollar la tecnología del WWW (World Wide Web).

Tres décadas después, el “padre” del revolucionario invento defendió la necesidad de que los tres grandes grupos de usuarios de internet —gobiernos, compañías y sociedad civil— respeten principios elementales de convivencia digital, y advirtió que, de no hacerse así, podrían sufrir graves consecuencias, que comparó al “crash” del sistema financiero internacional hace una década.

Berners-Lee se dedica últimamente a promover lo que ha denominado “El Contrato para la Web”, en el que propone que los gobiernos garanticen que todos se conecten a internet, que siempre lo mantendrán abierto y que respetarán el derecho de todos a utilizarlo “de forma segura y sin miedo”.

A las compañías les reclama el respeto del derecho a la privacidad y a la no utilización de los datos personales, mientras que a los ciudadanos les pide la utilización con respeto de los demás.

Desentralización

Tim Berners-Lee va lejos con sus declaraciones y afirma que simpatiza con la idea de descentralizar la Web, como una forma de “salvarla” y volver a convertirla en un espacio de colaboración al que el CERN dio libre acceso en 1993.

Dueños de sus datos

La Web descentralizada consistiría en obviar los actuales servidores y en su lugar usar dispositivos individuales, y todos serían dueños de sus datos.

El legendario baterista Hal Blaine. Foto: Michael Ochs Archives/Getty Images)

Muere “el mejor baterista de la historia”, Hal Blaine, a los 90 años de edad

Cartón de Tony: La marca de la secretaria