in ,

Madre le dejó su celular a su hija y la niña envió por error sus fotos íntimas

usa celular par enviar fotos
Foto: referencial

Emily Schmitt es madre de cuatro hijos y, una mañana, le prestó su teléfono a su hija de dos años mientras ella se alistaba en el cuarto después de bañarse. Hasta ese momento todo transcurría normal, pero minutos más tarde su dispositivo no dejaba de sonar con tantas notificaciones y mensajes.

Te puede interesar: Aprueban la Ley Olimpia para castigar violencia digital en todo México

Envió fotografías sin ropa

Cuando vio su teléfono se llevó una desagradable sorpresa, su hija, Carsyn, le había tomado algunas fotografías mientras ella se vestía y, lo peor, las había enviado a algunos de los contactos, incluyendo compañeros de trabajo, clientes y ex compañeros de la universidad.

De acuerdo con The Sun, la madre de 30 años estaba muy angustiada al darse cuenta de que sus fotografías desnuda habían llegado a varios de sus amigos a través de Snapchat.

15 personas recibieron la foto

La misma Emily relató que no se había dado cuenta de nada hasta que recibió un mensaje de texto de un compañero de trabajo diciendo 'gracias por el desnudo' cuando se percató de lo que su hijo había hecho. En total 15 personas recibieron la vergonzosa fotografía.

La mujer se apresuró a enviar una disculpa y, afortunadamente descubrió que, en algunos casos, ella no aparecía en la imagen, solo se podía ver el techo de su cuarto o el pie de su pequeña hija.

Emily compartió su historia

La situación se complicó cuando llegó a la oficina: “Mis padres son dueños de la agencia inmobiliaria para la que trabajo. Para empeorar aún más las cosas, cuando llegué al día siguiente mi papá me dijo: 'oh, mira, aquí viene la estrella porno de la compañía'. Yo pensé, está bien, renuncio. He terminado”.

Aunque también se preocupó mucho por otro problema, las imágenes ya habían sido enviadas y alguno de sus contactos podría hacerlas virales en internet, afortunadamente las fotografías llegaron a través de Snapchat así no se guardaron.

La historia se volvió viral porque Emily la compartió en sus redes sociales, demostrando que se tomó con humor la situación. Sin embargo, también aprovechó para alertar a otros padres que suelen prestarles sus dispositivos a sus hijos.

López Obrador donará su aguinaldo a lucha contra el Covid, según decreto

Habrá más cambios en los paraderos del centro de Mérida