in

Punto a favor de Elon Musk

Foto: Megamedia

SpaceX consigue otro hito en la aventura espacial

CABO CAÑAVERAL, Florida (AP).— La nueva cápsula de SpaceX para transporte de astronautas llegó ayer a la Estación Espacial Internacional, en su segundo hito en poco más de un día.

Nadie iba a bordo de la cápsula Dragon, lanzada el sábado en su primer vuelo de prueba, excepto un maniquí con instrumentos.

Los tres astronautas que actualmente se encuentran en la Estación presenciaron el momento en que la Dragon se acopló suavemente y se convirtió en la primera nave de fabricación estadounidense para el transporte de tripulaciones que viaja al espacio en ocho años.

“Una nueva generación de vuelos espaciales comienza ahora con la llegada de la Dragon Crew de @SpaceX a la Estación Espacial”, dijo en Twitter el administrador de la NASA, Jim Bridenstine.

Los astronautas ocuparon asientos de primera fila para presenciar el acoplamiento de la cápsula de ocho metros de largo. Dos horas después, la tripulación de la Estación ingresó a la Dragon para tomar muestras de aire usando máscaras de gas y capuchas hasta que todo el ambiente quedara purificado.

Si todo sale bien en la prueba de seis días, SpaceX, propiedad de Elon Musk, podría transportar este verano dos astronautas como parte del programa comercial de tripulaciones de la NASA. Doug Hurley y Bob Behnken, los astronautas que harían el viaje, observaron toda la acción desde el Control de Misión de SpaceX en el sur de California. Llegaron procedentes del Centro Espacial Kennedy de la NASA luego de que la Dragon entrara en órbita el sábado temprano.

“Superemocionado de estar aquí”, declaró Behnken minutos después del acoplamiento. “Solo un hito más que nos alista para nuestro vuelo allá arriba”.

La cápsula se quedará en la Estación Espacial hasta el próximo viernes, cuando se separará y tratará de caer en el Océano Atlántico, un par de cientos de kilómetros de la costa de Florida.

Aunque SpaceX ha enviado varias cápsulas de carga Dragon a la estación orbital, la Dragon Crew para tripulaciones es totalmente distinta. La nave se acopló automáticamente y no dependió del brazo robótico de la Estación para hacerlo.

Como parte de las pruebas de ayer, los astronautas enviaron órdenes para que la Dragon se retirara y luego avanzara nuevamente, antes de que la cápsula se cerrara en forma definitiva.

Los empleados de SpaceX en la sede en Hawthorne, California, celebraron cuando la Dragon se detuvo y unió al laboratorio en órbita, 400 kilómetros sobre el Pacífico, al norte de Nueva Zelanda.

Joey Montana en Plaza Carnaval

Cartón de Tony: polític@s terratenientes