in

¿Quién fue Steve Jobs y qué inventó? Estas son sus tres grandes lecciones

steve jobs
Foto: archivo

¿Qué inventó Steve Jobs? Un genio para la innovación y para la vida.

MÉXICO..- El 5 de octubre del 2011, Steve Jobs perdió la batalla contra el cáncer y pasó a la historia como una de las figuras con mayor influencia en el mundo de la informática.

Cada una de sus aportaciones vino a revolucionar la tecnología y abrieron paso a nuevos mercados que hoy en día han impactado fuertemente en la vida de los consumidores.

Te puede interesar:Predicciones de Bill Gates sobre la siguiente pandemia

Aportaciones de Steve Jobs

steve jobs
Foto: archivo

Después de 10 años, las aportaciones de Steve Jobs se han mantenido, convirtiendo a este personaje estadounidense en uno de los hombres más importantes para la historia reciente.

Pero, ¿conoces la historia de este tecnólogo estadounidense y cómo logró crear Apple?

La biografía de Steve Jobs

La vida del genio tecnológico Steve Jobs nació el 24 de febrero de 1955, en San Francisco, California.

Sus padres biológicos lo dieron en adopción debido a que eran estudiantes y no estaban casados, por lo que unas semanas después fue adoptado por Clara y Paul Jobs, quienes no tenían título universitario, pero que prometieron a los padres sanguíneos de Jobs que él iría a la universidad una vez que fuera mayor.

Lee también: Revela el lado oscuro de Steve Jobs

¿Steve Jobs estudió la universidad?

Sin embargo, cuando Steve Jobs entró a la universidad, aún no sabía cuál era su verdadero propósito en la vida, por lo que decidió abandonarla y comenzar a buscar su propio destino.

En 1975, decidió utilizar el garaje de su casa y fundar su compañía Apple Computer Inc. junto con su amigo Steve Wozniak. Pronto la empresa comenzó a crecer de tal manera que, a los 26 años, Jobs ya era millonario.

En 1986 lanzó de forma exitosa el Macintosh 128k, el primer ordenador personal, el cual utilizaba una interfaz gráfica de usuario y un ratón. Sin embargo, 10 años después de la fundación de Apple, Jobs renunció a la compañía que él mismo había fundado debido a problemas internos con los directivos.

Steve Jobs y Pixar

Esto lo llevó a crear Pixar y convertirse en director ejecutivo de la compañía de animaciones. Su entrada al mundo de la animación revolucionó la manera de crear películas gracias a Toy Story, el primer largometraje generado completamente por una computadora. En 1997, regresó a Apple debido a que la compañía se encontraba en un declive económico, por lo que tomó el control de esta.

Su regreso revolucionó la industria de la tecnología gracias a sus nuevas invenciones como el iPod, iPad, iPhone y iMac, los cuales se convirtieron en un nuevo estilo de vida para miles de personas.

Desde 2004, Jobs había anunciado a sus empleados que tenía un tumor cancerígeno en el páncreas, y aunque en un principio aparentemente habían logrado eliminar el tumor, su aspecto de salud era de decaimiento por lo que diferentes medios suponían que su salud empeoraba cada vez más. No fue hasta el 5 de octubre del 2011 cuando Jobs perdió la vida a los 56 años, al someterse a un trasplante de hígado como consecuencia del cáncer.

Las tres mejores lecciones de vida que nos enseñó Jobs

En vida, Steve Jobs estuvo rodeado de éxitos. Sin embargo, para conseguirlos tuvo que atravesar un sinfín de caminos que le enseñaron lecciones importantes para ponerlas en práctica posteriormente.

Al ser uno de los hombres más revolucionarios de nuestra actualidad, estas lecciones se convirtieron en nuevas enseñanzas para sus seguidores.

Fue en 2005, durante la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford, cuando Jobs dio uno de los discursos más emblemáticos de toda su vida, en donde mostró tres claves importantes que se convirtieron en uno de los mejores legados que dejó.

Conectar los puntos, lección de Steve Jobs

La primera lección que nos enseñó Jobs durante su discurso fue, unir los puntos mirando hacia el pasado. De acuerdo con sus propias palabras, todas las decisiones que vamos tomando durante nuestra vida, al final se conectarán una con otra para llegar hasta donde nos encontramos.

Esta lección la aprendió una vez que abandonó la universidad y comenzó a entrar a aquellas clases que solo le interesaban, tales como la de caligrafía, en la cual aprendió la variedad de tipografías que existen en el mundo y las cuales insertó en su primer Macintosh (y las cuales copió Windows, como él lo señaló en el mismo discurso).

Con esto, él afirmaba que, si no hubiera tomado dicha decisión, ningún computador habría tenido todas las tipografías con las que ahora cuentan.

"No pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo, su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho la diferencia en mi vida", reflexionó Steve Jobs.

"Amor y pérdida": Tienen que encontrar eso que aman, fue una de las grandes frases que dijo Steve Jobs

Durante esta etapa de su vida, Jobs encontró el amor en Laurene Powell, pero también perdió la compañía que él mismo había fundado.

A pesar de ello, tuvo grandes aventuras que le abrieron nuevos caminos en su vida tales como adquirir su Pixar. Sin embargo, esto fue gracias a que él amaba lo que hacía y no estaba dispuesto a renunciar a todo después de su salida de Apple, es por esta razón por la que él mismo señala que no hay que perder la fe y seguir buscando aquello que más amamos.

"La única manera de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan", afirmó Jobs.

La lección de Steve Jobs sobre la muerte

En este punto, Jobs ya sabía que se enfrentaba a una grave enfermedad como lo era el cáncer. Para ese entonces ya había sido operado teniendo resultados positivos para su salud, al menos durante ese momento. Pero una de las mejores lecciones que le dejó esta enfermedad y los fuertes primeros meses que vivió pensando que iba a morir fue vivir cada día como si fuera el último.

En relación con esto tuvo una reflexión sobre cómo la muerte es una etapa de la vida que en algún momento tenemos que enfrentar y al saber que nuestro tiempo de vida es limitado, es importante volverse temerario e insensato ante ella. "Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas, es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencie su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario", dijo en aquel momento Steve Jobs.

Lee: Tormenta eléctrica deja sin energía a 10 mil usuarios en San Diego

Gaby Spanic hace dolorosa confesión; fue víctima de violencia doméstica

Un expolicía se suicidó en una casa de Kanasín

Otro suicidio: ahora un expolicía se quita la vida en Kanasín