in

Fundador de la red social Twitter subasta su primer tuit

Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter, puso a la venta el primer mensaje que escribió en la red social que fundó.- Foto de Instagram jackdorsey

“Estoy creando mi cuenta Twttr”, tuiteó el fundador de la plataforma el 21 de marzo de 2006.

Ahora, ese tuit, el primero del director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, en la red social está a la venta.

Valuables

Ayer viernes, Dorsey subió a la red social un enlace del sitio “Valuables”, donde los internautas pueden hacer una oferta, según se lee en el ortal de infobae.com.

Las más alta hasta hoy sábado, de dos millones de dólares, es de Justin Sun, fundador de TRON, una plataforma de blockchain, la tecnología principal usada para las criptomonedas, y propietario del sitio de transmisión BitTorrent.

Certificado digital

"El creador de un tuit decide si le gustaría emitirlo en la blockchain para crear una versión única autentificada", explica el sitio de subastas de tuits.

Según el sitio web ‘Valuables by cent’, lo que una persona paga para “poseer un tuit” es un certificado digital del tuit.

Es lo único porque está firmado y verificado por el creador del tuit. 

Criptografía

Este certificado es emitido una sola vez por el sitio web y está firmado mediante criptografía.

La gente puede hacer ofertas sobre cualquier tuit que haya sido publicado desde una cuenta pública de Twitter.

Inversión

Poseer cualquier contenido digital puede ser una inversión financiera, tener un valor sentimental y crear una relación entre el coleccionista y el creador”, agrega.

Una vez que una persona compra un tuit, puede revenderlo en el sitio web o exponerlo en su galería online.

Colección

Los compradores también pueden optar por conservar el tuit en su colección privada.

Según Valuables by cent, el 95% del dinero por la compra del tuit va al creador del mismo y el 5% al sitio web. 

Visible

El tuit de Dorsey permanece visible para todos, siempre que el propio autor o Twitter lo mantengan en línea.

Lo mismo sucede con las secuencias de video de los partidos de baloncesto, que siguen siendo visibles de forma gratuita en internet incluso después de haberse convertido en un “NFT”, un “non-fungible token”, o una ficha no fungible.

Ejemplo

Un vídeo de diez segundos en el que se ve una acción de la estrella de la NBA LeBron James se vendió por 208,000 dólares en Top Shot a finales de febrero pasado.

Los “NFT” están de moda entre los coleccionistas desde hace unos meses, hasta el punto de que Christie’s subastó, por primera vez a finales de febrero, una obra íntegramente digital vendida gracias a esta tecnología.

"¡Duro gobernador!" publica Vicente Fox en apoyo a García Cabeza de Vaca

Tras el final de ''MasterChef México'', Anette Michel sale de TV Azteca