Con $16 Mlls. tendrán agua

En Progreso ya no habría escasez del vital líquido
sábado, 28 de septiembre de 2019 · 05:00
En Progreso ya no habría escasez del vital líquido PROGRESO.— A partir de enero de 2020 aumentará la cantidad y la presión de agua potable en esta ciudad, pues el 26 de diciembre próximo se debe terminar la obra Rehabilitación del Sistema de Abastecimiento de Agua Potable de la Localidad de Progreso, de $25.904,002 estatales y federales, se informó al gobernador Mauricio Vila Dosal, quien ayer viernes visitó este puerto por segunda vez en este mes. A las 11:30 a.m. en la entrada del cárcamo de rebombeo ubicado en la calle 80 con 39 de esta ciudad, Sergio Chan Lugo, director de la Japay, presentó la obra, que ejecuta esa dependencia, a Vila Dosal, acompañado del alcalde Julián Zacarías Curi; el capitán regional de Puerto, Bernardo Crespo Silva; el director de la Administración Portuaria Integral, Agustín Arrollo Toledo, y otros funcionarios. La obra se divide en dos etapas. La primera es “Modernización de equipos” y tiene inversión de $10.128,900 de Proagua, de la Comisión Nacional del Agua. Se inició el 29 de agosto y se debe concluir el 26 de diciembre, beneficiará a 37,369 habitantes de la ciudad y su objetivo es que a la ciudad lleguen 227 litros de agua por segundo (l/s), o sea, que se dejen de perder 77 l/s (4,620 litros cada hora).

La segunda es “Reparación de fugas”, tiene inversión de $15.775,102 y consiste en lo siguiente:

1) Detección y reparación de fugas en 24 kilómetros de la tubería principal de abasto que corre paralela a la vía Mérida-Progreso, desde el centro de captación de Temozón hasta el cárcamo de rebombeo de esta ciudad. 2) Detección y reparación de fugas en 48.28 kilómetros de la red de distribución en diámetros de 2.5, 4, 6, 8, 10, 12 y 16 pulgadas, del centro al poniente de esta ciudad. 3) Suministro e instalación de 2,420 micromedidores: 2,400 para usuarios y 20 para las zonas de captación.

Temozón y Tamanché

Chan Lugo detalló que del centro de captación de Temozón se bombean 184 l/s, pero solo 138 l/s llegan al cárcamo de rebombeo de Tamanché; se pierden 46 l/s por fugas y huachicoleo en la tubería de 18 pulgadas. “En el cárcamo de Tamanché se recargan 43 l/s y así se bombean 181 l/s, pero al cárcamo de rebombeo de esta ciudad, con capacidad de 600 metros cúbicos, se reciben 150 l/s (se pierden 31 l/s ahí y 77 l/s en total). “Los 150 l/s son insuficientes para atender la demanda de la población; para garantizar un buen abasto se requieren de 200 l/s. “El cárcamo de rebombeo de esta ciudad tiene cuatro bombas, de las cuales solo tres funcionan y en 40 minutos el depósito se vacía, así que se tienen que parar dos bombas y solo una queda en servicio. Luego se esperan tres horas para que se recupere el cárcamo y reconectar las otras dos bombas para enviar el agua”, explicó Chan Lugo. El cárcamo de esta ciudad hoy en día, agregó, opera 19 horas con una sola bomba y cinco horas con las tres, por eso no hay suficiente presión, escasea el agua del centro al poniente de la ciudad, lo que se remediará con los trabajos que ya se están realizando. Indicó que cambiarán todos los equipos electromecánicos, pondrán 17 bombas: nueve en el centro de captación de Temozón, cuatro en Tamanché y cuatro en el cárcamo de esta ciudad. También se remozarán los cárcamos de rebombeo de Tamaché y este puerto, se dará mantenimiento a los sistemas de cloración y pondrán micromedidores. Con esa obra, se dijo, se cumple el compromiso de campaña de Vila Dosal sobre mejorar el servicio de agua, pues los habitantes del poniente de la ciudad padecen de escasez por falta de presión.— Gabino Tzec Valle

Otras Noticias