Papalotes adornan el cielo de Valladolid

Las ventas van desde $15 a $100 en Valladolid
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 02:00

Las ventas van desde $15 a $100 en Valladolid

VALLADOLID.— El mes de noviembre es sinónimo de alegría para niños, jóvenes e incluso adultos porque pueden volar papalotes, como ahora se puede ver en distintos rumbos de la ciudad, sobre todo en los lugares donde no hay cables ni postes como el barrio de Sisal y los campos deportivos.

A principios de este mes de cada año se observa que muchos niños disfrutan elevar sus papalotes de distintos tamaños y diseños, incluso muchos de ellos elaboran sus propias creaciones.

Por otra parte, algunas personas los hacen para vender, sobre todo en donde comúnmente se hacen piñatas.

Los costos de los papalotes son de acuerdo con el tamaño y el diseño, los pequeños los venden en $15, pero también hay de $50 y los más grandes cuestan $100.

En barrios, colonias y fraccionamientos ya es común escuchar el ruido que hacen las aletas de los papalotes que se dejan “dormir” en el aire, muchos de ellos se desploman durante la madrugada, de tal modo que sus dueños al amanecer ya no los encuentran.

Sin embargo, la elevación de los papalotes es un dolor de cabeza para la CFE, ya que muchos de estos caen sobre el tendido del cableado y causan interrupciones de energía eléctrica en determinado sector de la ciudad, que derivan en quejas de los afectados y la molestia de los trabajadores de la Empresa Productiva del Estado cuyo personal tiene que retirarlos para restablecer el servicio.

Negocio

La época de los papalotes se convierte en un negocio, porque se ha visto que además de la venta en tiendas, comerciantes foráneos llegan a la ciudad para ofrecer papalotes de diferentes diseños, incluso no se descarta que en los próximos días arriben, como ya es una tradición.— J.a.o.o.

Concurso Papalotes

En años anteriores se realizaba un concurso de papalotes tras el desfile del 20 de noviembre.

Premios

El concurso se efectuaba en lugares libres de cables y postes, como el barrio de Sisal y los campos deportivos, donde premiaban los diseños más grandes, diferentes y a quien lo eleve en menor tiempo.

Suspensión

Sin embargo, debido a la pandemia por el Covid-19 ese concurso que muchos esperan no se llevará al cabo, al menos hasta el momento, pero varios elaboran sus diseños de manera independiente para elevar en los lugares donde viven, con el riesgo de que se traben en los cables de la CFE.