Nuevo puente en Progreso es ''innecesario'' y ''peligroso'': Vecinos

Vecinos opinan de un puente vial en Progreso
lunes, 18 de octubre de 2021 · 05:30

Vecinos opinan de un puente vial en Progreso

Los vecinos de la calle 82 del puerto de Progreso ya están enterados de las intenciones del gobierno federal de construir el primer viaducto elevado que atraviese esta ciudad de sur a norte, pero recuerdan que esta idea ya tiene casi 30 años sin que se concrete.

Lee: Harán un puente vial en Progreso: atravesará la ciudad

“Me enteré por el periódico, pero no nos ha dicho nada la API ni el Ayuntamiento ni el gobierno del Estado”, informó Luz Mirian Cervera y Lerín, quien lleva 73 años viviendo en una casa que está en la calle 82.

“Aquí hay dos cosas, una mala y otra buena”, señaló en entrevista con el Diario. “La mala, querrán sacarnos de nuestras casas; la buena, estarán haciendo algo bueno por el puerto”.

“Hace 30 años que están con esta idea del puente que pasará sobre nosotros. Cuando surgió la idea hace muchos años nos oponíamos porque nos pretendían quitar nuestras casas, ya nuestros hijos crecieron, y hoy otra vez vuelven a lo mismo. Ahora estoy enferma de hipertensión y esta noticia hizo que se me suba la presión, temo que nos quieran reubicar o nos quieran comprar la casa a precio catastral”.

“Ya pasé por esto hace más de 20 años y he soportado el ruido y las vibraciones que producen los tráileres y camiones de pasaje todos los días y a todas horas”, expuso la mujer.

Te puede interesar: Decenas de familias disfrutan del sol y la playa de Progreso

También dijo que ha vivido en varias ciudades y conoce los riesgos de los puentes elevados, hay un escándalo brutal por el paso de los camiones cargueros, como vivirán abajo del puente siempre tendrán el riesgo de que alguno caiga sobre las casas y los ocupantes.

“Mi casa toda la vida ha vibrado. Cuando estaba chica pasaba el tren, el ruido y su paso hacían vibrar la casa y los cristales”, relató. “Mi esposo murió a los 83 años de edad y no soportaba el ruido tanto de noche como de día, cerramos con bloques un cuarto y aun así se oía el ruido y se sentía la vibración”.

“Mi terreno tiene 50 metros de fondo, si necesitan 10 metros o la casa la venderé, construiré al fondo del terreno, pero no me voy de este lugar donde vivo desde que tenía 10 años”.

“Que me paguen lo que agarren, pero no a precio comercial porque está barato. Esta es una calle federal porque va directo al muelle fiscal y aquí pasaba el tren”, señaló. “Si van a pasar por arriba los tráileres y camiones siempre tendremos el riesgo que alguno se caiga dentro de la casa, hay choferes que se duermen, hay riesgo de accidentes, de repente cae alguno y nos aplastará”.

La señora Luz Mirian no conoce el proyecto de este viaducto elevado, pero ve un problema por los postes de electricidad y de teléfono y la cablería aérea en la calle, las más de 40 casas que aún quedan y los negocios tendrían que ceder parte de su terreno para que se construya esta obra.

El problema será la negociación para que vendan parte de su propiedad.

Los esposos Rosa Argelia Morales Rincón y José Ramírez Pérez llevan 45 años viviendo en su casa de la calle 82 y le han hecho remodelaciones recientes.

Es una propiedad que perteneció a varias generaciones de su familia y ella sí vendería esta propiedad al precio de la plusvalía del puerto turístico, no al valor catastral porque este precio es muy bajo.

“Que me compren una casa donde yo quede conforme para vivir, si pagarán unos pesos no lo aceptaré”, advirtió. “Es una casa recién remodelada, está como nueva y allí viven alguno de sus hijos mayores”.

Para ellos el puerto de Progreso y en especial la calle 82 no tiene problemas de tránsito vehicular extremo, sí pasan autobuses de pasaje y tráileres, pero son por horas y no se justifica que construyan un viaducto elevado, por todos los perjuicios que ocasionará. “Creo que no es necesario ese puente”.— Joaquín Chan Caamal

“Hay momentos en que pasan 10 tráileres seguidos, luego baja la afluencia, se puede controlar el tránsito en el puerto, hay otras salidas alternas por el oriente del puerto”, indicó.

“Todos los vecinos de aquí somos familias antiguas, creo que es solamente un pretexto para hacer una obra innecesaria y que ahorren tiempo y dinero las empresas dueñas de los tráileres y camiones cargueros porque entrarían directo a la API”.

Los esposos recordaron que en esta misma calle 82 hay varias casas coloniales propiedad de la familia Ordóñez y será difícil que las derrumben para construir los pilares que sostengan el viaducto elevado.

Además, el agua está a menos de dos metros y en la calle 84 están los ductos de Pemex que transportan combustible de Mérida al puerto de altura.

El señor Ramírez Pérez dijo que vivir debajo de este tipo de estructuras es muy peligroso.

“Está un poco complicado, pero el gobierno lo hará si quiere hacerlo de verdad”, señaló. “Vamos a quedar debajo del puente, hay dos escuelas públicas, la Casa de la Cultura, la clínica de especialidades médicas, el templo y otros negocios que funcionan en la calle 82, y todos estarán en riesgo porque los vehículos pasarán por encima, es un peligro de que caiga algún camión de arriba”.

Un desarrollador inmobiliario acaba de construir en un predio de la calle 82 siete espacios para departamentos u oficinas y las tiene en renta.

“Este vecino acaba de invertir un buen dinero, ¿Cómo se sentirá cuando le digan que le tirarán su construcción”, resaltó doña Rosa Argelia, quien estaría dispuesta a llegar al presidente Andrés Manuel López Obrador para defender su propiedad o para que le paguen lo que realmente vale su propiedad.

Sondeo de obra federal

Vecinos del puerto de Progreso opinaron sobre la construcción de un puente en la calle 82.

Probable reunión

“No conocemos el proyecto ni nos han avisado por alguna autoridad de que construirán el puente”, dijo la señora Rosa Argelia Morales. “Cuando conozcamos dónde y cuándo se hará, seguro nos reuniremos los vecinos para ver que nos reubiquen a un buen lugar o nos paguen lo que realmente valen nuestras propiedades. No aceptaré ni casa nueva chiquitita ni el lugar donde ellos quieran”.

Peligro

El señor José Ramírez Pérez informó que técnicos perforaron pequeños hoyos en la tierra para conocer si aguantarían las columnas monumentales del viaducto elevado y dijo que vivir debajo de este tipo de estructuras es muy peligroso.

 

Otras Noticias