Pan de muerto: estas son las raras versiones que hay en Yucatán

Pan de muerto sin dulce, relleno y otras opciones
domingo, 31 de octubre de 2021 · 02:30
Pan de muerto sin dulce, relleno y otras opciones El Día de Muertos se acerca y desde mediados de septiembre comenzamos a encontrar en las panaderías el delicioso pan de muerto en diferentes zonas de México y Yucatán en distintas variedades, como azucarado, sin dulce, con ajonjolí, relleno y en tamaños pequeño o grande. El pan de muerto que normalmente acostumbramos comprar es redondo y representa el ciclo de la vida. El tradicional pan es un ofrecimiento fraternal con forma de tumba, en la que el cráneo se simboliza en la parte superior y en las orillas hay una simulación de huesos. Este tipo de pan de muerto es espolvoreado con azúcar blanca o rosa, cuyo color depende de la zona de México. La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas señala que el color rosa del azúcar “recuerda el uso ceremonial del color rojo en la época prehispánica.” Cabe mencionar que la forma del pan de muerto varía en el territorio nacional. En Aguascalientes, Baja California, Colima, Coahuila, Jalisco, Nayarit y Chihuahua, este pan es tradicionalmente redondo. Asimismo, los nombres también varían de acuerdo con la región. En Ciudad de México son las famosas “despeinadas”; en el Estado de México, las “muertes”; en Texcoco es “pan conejo”; en Guerrero se le conoce como “camarones”, “tortas” y “amargosas”, en Tuxtla son las “almas con azúcar”; los de Acámbaro, Guanajuato, lo llaman “almas”; en Hidalgo, las “cuelgas”; en Michoacán, “pan de ofrenda”, y en Oaxaca son “las regañadas”. De acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, el pan de muerto que conocemos actualmente sería un “huitlatamalli”, una especie de tamal, de las culturas prehispánicas de México.— megamedia

Otras Noticias