Yucatán

Alto consumo de drogas en obras del Tren Maya en el Sureste

miércoles, 29 de diciembre de 2021 · 06:10

VALLADOLID.—  El proyecto del Tren Maya trajo beneficios en la región: una importante derrama económica con la presencia de miles de trabajadores que llegan de varias partes del país, sobre todo el Sureste, pero también atrajo la mirada de personas que se dedican a la venta de drogas, cuyo consumo ha crecido de manera significativa, según datos obtenidos.

Existe la versión y la idea de que este proyecto presidencial hizo que algunos  delincuentes llegaran a este municipio para  operar controlar la plaza de esta ciudad, debido al alto consumo de drogas de una gran cantidad de los trabajadores.

Esto coincidió con casos en los que algún involucrado en ilícitos huía de alguna parte de Quintana Roo, versión atribuible a la ejecución de Manuel Velázquez López, de 37 años de edad, el pasado día 21  en un predio de la calle 22 con 23 del fraccionamiento San Isidro II.

Tres detenidos a disposición del juez

De acuerdo con la información obtenida, estaba programada la diligencia en el Juzgado de Control de esta ciudad en la cual se presume que se vincularía a proceso a los tres detenidos por la citada ejecución.

Como informamos, se trata de Mario L.G., y Darwin Z.K. de 31 y 39 años de edad respectivamente y ambos vecinos de Quintana Roo, así  como a Carlos Arturo A.G. de 30, oriundo de Veracruz.

Leer: "Son inocentes", afirman familiares de los detenidos por una ejecución

A pesar que se intentó corroborar la hora, ninguna persona respondió del Poder Judicial del Estado, mucho menos del Juzgado de Oralidad, pero se presume que se haría la diligencia al vencer el plazo de ampliación de término que solicitaron los abogados de los detenidos.

Demanda de drogas en obras del Tren Maya

Datos recabados señalan que un gran número de los trabajadores que están contratados en el proyecto del Tren Maya son consumidores de alguna droga, de modo que tienen que encontrar la manera de obtenerla.

Algunos conocidos de ellos mismos empleados compartieron que “sienten la necesidad” de consumir droga debido a la larga jornada de trabajo, que es de 12 horas en promedio, y así  “puedan resistir lo pesado del trabajo”.

Más de