Cierre de Chichén, un duro golpe

Valladolid, otro lugar afectado por la medida oficial
viernes, 2 de abril de 2021 · 03:00
Valladolid, otro lugar afectado por la medida oficial CHICHÉN ITZÁ, Tinum.— El cierre de la zona arqueológica de Chichén Itzá el 1, 2 y 3 del presente mes, en plena Semana Santa, le pegará duro a cientos de prestadores de servicios turísticos de la zona de Pisté y sus alrededores, como lo son hoteleros, restauranteros, artesanos, guías de turistas, y todo negocio que depende del turismo, incluyendo a los de Valladolid. Luis Armando Chay Flores, guía de turistas de la zona arqueológica de Chichén Itzá, y quien todos los días acude a trabajar, recordó que desde hace un año que están pasando por serios problemas económicos, a consecuencia de la pandemia. Sin embargo, en septiembre pasado cuando se abrió la zona arqueológica, comenzaron a percibir una leve recuperación, a pesar que solo aceptan el ingreso del 30% que normalmente entraba en la zona arqueológica, pero con ello obtenían algunos ingresos para sobrevivir. Ahora que las autoridades deciden cerrar la zona, el golpe es duro, según expresó el guía de turistas, quien a manera de ejemplo dijo que los que se dedican a la misma actividad, en estas fechas pueden ganar hasta $2,000 por día, lo que quiere decir que en los tres serán $6,000 lo que dejarán de ganar. Comentó que normalmente tienen una tarifa de $1,000 por guiar a los visitantes en el idioma inglés y $900 en español y cada uno de ellos pueden entrar al campo hasta dos veces por día, justamente en estos días, por lo tanto la afectación es dura. En el caso de los hoteleros, que por cierto en la zona y en la comisaría de Pisté se cuenta con unos 200 cuartos en promedio, ahora solo se está aceptando a un 30% en la ocupación, pero en estas fechas pueden aumentar un poco más tomando en cuenta que mucha gente desde hace tiempo hace sus reservaciones para llegar a la comunidad, lo cual no hicieron en esta ocasión. En temporada normal, en estas fechas los hoteles llegan hasta en un 80% en su ocupación, sin embargo ahora todo es diferente y mucho peor con el cierre de la zona arqueológica. En cuando a los artesanos, son más de 600 que se ven afectados, quienes en esta temporada cada uno de ellos pueden ganar hasta $600 por día, de modo que dejarán de percibir alrededor de $1,800 en los tres días, en el caso de ser empleado, pero los dueños no ganarán mucho más. Además, otros prestadores de servicios como las tiendas que están en la comisaría, taxistas, mototaxistas o vendedores ambulantes, se verán afectados con el cierre de la zona, incluso hasta los prestadores de servicios del centro de la ciudad de Valladolid, no podrán ver movimiento comercial, debido a que el turismo no llegará. Esperan que a partir del domingo, es decir en la segunda semana de vacaciones de Semana Santa, mejore la situación para todos, y que el turismo llegue como todos lo esperan.— Juan Antonio Osorio Osorno