Hoy, 35 años del extravío de un yate con 9 personas

Varias hipótesis sobre el misterio del “High Ball IV”
viernes, 10 de septiembre de 2021 · 05:55

Varias hipótesis sobre el misterio del “High Ball IV”

PROGRESO.— Hoy viernes se cumplen 35 años de la desaparición del yate “High Ball IV” con ocho integrantes del Club Rotario de Mérida y un marinero vecino de Chicxulub Puerto.

Mario Esquivel Ríos, presidente de la Asociación de Marinas de Servicios Acuáticos de Yucatán, expondrá el relato del acontecimiento, que cimbró al incipiente turismo náutico y al sector pesquero, el lunes 13 a las 8 de la noche en una sesión del Club Rotario en Mérida que se transmitirá en vivo por Facebook y que se realizará en el local social del club, el predio 399 de la calle 31-B entre 28 y 30 de la colonia Adolfo López Mateos.

El miércoles 10 de septiembre de 1986 el clima estaba espléndido, ideal para navegar en alta mar, nadie se imaginó la tragedia marítima que acaparó la atención yucateca y dio pie a impresionante operación de búsqueda por mar, aire y tierra, con infructuoso resultado.

Aquel fatídico miércoles 10 de septiembre, a las 6 a.m., de la marina “Villa Dorada” zarpó con nueve tripulantes el yate “High Ball IV”, de 28 pies de eslora, marca Sea Bird, con dos motores estacionarios de gasolina.

Era un viaje para la pesca recreativa y para preparar el cambio de presidente del Club Rotario.

Esquivel Ríos recuerda que a bordo del “High Ball IV” viajaron los rotarios Iván Rosado, Miguel García, Rafael Cervera Ortiz, su hijo Rafael Cervera Pérez, Francisco Góngora, Raúl Domínguez, Miguel Portillo y Alonso Hernández Cabrera, así como el marinero Ángel Pérez Espadas, de 27 años de edad.

El “High Ball IV” era propiedad de Cervera Ortiz.

Miguel Portillo iba a suplir a Iván Rosado como presidente del Club Rotario, narra Esquivel Ríos, dueño entonces de “Villa Dorada”.

El yate se dirigió al punto conocido como 3-30, que se ubica al poniente del puerto de abrigo de Yucalpetén y es favorito de los aficionados a la pesca deportiva.

Pero no retornó a la hora programada, entre las 3 y 4 de la tarde del mismo día.

Desesperados y angustiados, los familiares de los rotarios comenzaron a averiguar qué había pasado.

Primero pensaron que el yate tuvo una avería en la máquina, quedó a la deriva y las corrientes marinas lo alejaron de la costa.

Esa misma noche se inició la búsqueda del yate, al día siguiente ya se les buscaba por mar, aire y tierra.

Varias embarcaciones “peinaron” la zona donde se presumía que navegó el “High Ball IV” y a pie se recorrió la costa Poniente.

Mas no se halló ni al yate ni a sus tripulantes.

Especulaciones sobre el destino del "High Ball IV"

Como propietario de la marina de donde zarpó el yate, Esquivel Ríos fue comisionado por el gobernador Víctor Cervera Pacheco para coordinar la búsqueda del navío, así se enteró de todo lo que se hizo para ese fin.

En torno a la desaparición del “High Ball IV” se tejieron muchas historias y especulaciones, dice Esquivel Ríos. Se dijo que secuestraron a los tripulantes con todo y yate, que los asesinaron y hundieron la embarcación para que no los encuentren, y que estaban refugiados en el extranjero, unos en Cuba y otros en Miami, Florida.

Pero la verdad sobre este hecho ocurrido hace 35 años la expondrá Esquivel Ríos en la sesión del Club Rotario, a la que fue invitado.

Más de

Otras Noticias