Yucatán

Buen día de cruceros en Progreso

Mil turistas de 2 barcos visitan la playa de Progreso
viernes, 13 de mayo de 2022 · 01:43

PROGRESO.— Luego de varios arribos de cruceros en que se quedaban pocos pasajeros en el puerto, ayer llegaron el “Carnival Breeze” y el “Carnival Ecstasy” y generaron buena derrama económica en la ciudad, pues unos 1,000 turistas de los barcos invadieron las playa y las zonas de comercios, restaurantes y el mercado, y pasearon en carros turísticos.

Con el doble arribo de cruceros, que no se daba en la terminal remota desde febrero, llegaron a este puerto 6,927 extranjeros, de los cuales fueron 4,912 pasajeros y 2,015 tripulantes.

Para trasladarlos del puerto de altura a esta ciudad, Mérida y zonas arqueológicas se dispusieron de autobuses, taxis colectivos y automóviles de alquiler.

Las dos embarcaciones de recreo llegaron procedentes de Cozumel.

Con 1,253 pasajeros y 744 tripulantes, el “Carnival Ecstasy” fue el primero que atracó, a las 8:44 a.m., en la terminal de cruceros, informó la Administración del Sistema Portuario Nacional (Asipona) de Progreso. Zarpó a Mobile, Alabama, a las 5 de la tarde.

A las 9:12 de la mañana atracó el “Carnival Breeze”. con cupo lleno, 4,930 personas: 3,659 pasajeros y 1,271 tripulantes. Zarpó a las 6 de la tarde a Galveston, Texas.

Los prestadores de servicios esperaban una buena jornada turística, luego que el martes 10 estuvo baja la afluencia de turistas.

El día de cruceros comenzó flojo, pues pocos pasajeros del “Carnival Ecstasy” arribaron a las playas.

Pero a las 11 de la mañana comenzaron a llegar grupos de pasajeros del “Carnival Breeze” y así mejoró la jornada de cruceros.

Turistas asiáticas

Varias mujeres de Tailandia que viajan en el “Carnival Breeze”, según comentaron en su poco español, se tomaron fotos en la glorieta del malecón tradicional.

Ellas no aceptaron el ofrecimiento que les hicieron meseros para que ocupen palapas, sombrillas y camastros, y dijeron que preferían caminar. Así lo hicieron, recorrieron la playa y otras partes de la ciudad, solo consumieron cocos fríos.

Pero los otros pasajeros de cruceros ocuparon palapas, sombrillas y camastros, contrataron servicios de masajes y trovadores, compraron sombreros, artesanías, hamacas, consumieron bebidas y botanas, se metieron al mar, pasearon en bananas y abordaron carros turísticos para recorrer la ciudad.

La zona de restaurantes de la calle 80 entre 21 y 23 tuvo cupo completo; los pasajeros bebieron cervezas, tequila y comieron botanas.— Gabino Tzec Valle