Yucatán

Atracción por los cenotes en Valladolid

Primera opción para turistas que van a Valladolid
21/5/2022 · 02:23

VALLADOLID.— Aunque es evidente la baja afluencia de turismo en la ciudad, hay grupos o familias que llegan con el objeto de conocer algunos paradores turísticos y varios de ellos se trasladan en bicicleta hasta esos lugares para disfrutar de las aguas de los cenotes, sobre todo los que se encuentran a corta distancia de la cabecera.

De acuerdo con datos obtenidos los pequeños grupos o familias que llegan, pernoctan en los hostales de la ciudad aprovechando los bajos precios que les cobran, de tal manera que por las mañanas rentan bicicletas para pedalear determinado número de kilómetros para llegar a su destino.

Entre los cenotes que visitan están los de Xkekén y Samulhá, en la comisaría de Dzitnup, distante a unos seis kilómetros de la cabecera.

Del mismo modo acuden al parador Suytún de Mendoza, ubicado a unos siete kilómetros de la ciudad, cerca de la comisaría de Ticuch, en donde acuden incluso sobre la carretera corriendo el riesgo de sufrir algún accidente.

De la misma manera otros se dirigen al cenote X-Lakaj, ubicado sobre la carretera que conduce a la comisaría de Xocén, distante de la ciudad a unos siete kilómetros, aunque en este caso se ha visto que acuden guiados por quien les renta las bicicletas, con el objeto de dirigirlos en su aventura.

Esta situación ha derivado en la apertura de mayor número de negocios que rentan bicicletas y motocicletas, incluso en los mismos hostales se les renta el vehículo ofreciendo de esa manera un servicios más completo.

Los centros de hospedaje conocidos como los airbnb, que ya suman más de 500 en la ciudad, también les ofrecen el servicio de renta de bicicletas, o en otros casos el lugar ya cuenta con ese servicios incluido, lo cual los hace más atractivo para el turismo que busca el ecoturismo, ya que eso les permite recorrer el centro y la periferia de la ciudad.

De acuerdo con la información obtenida ya es común observar a los grupos de visitantes, sobre todo extranjeros que recorren las colonias y platican con la gente de las colonias conociendo la manera de cómo viven las familias de la periferia, incluso graban a las familias y se toman fotografías con ellos para llevarlo de recuerdo a sus lugares de origen.

Mientras tanto en el centro de la ciudad, en los últimos días no se ha visto aglomeraciones de grupos de turistas como antes, quizá porque la temporada turística es baja y la afluencia es escasa, incluso en los hoteles de la ciudad se reporta que apenas mantienen un 20% en promedio de su ocupación.— Juan Antonio Osorio Osorno