Yucatán

Profeco responde a las dudas sobre qué hacer y qué no a los restauranteros en Tizimín

miércoles, 22 de junio de 2022 · 01:40

VALLADOLID.— Los restauranteros que violenten los derechos de los consumidores se pueden hacer acreedores a multas que van desde los $200 a los $4.877,000, según advirtió Juan Roberto Loya Hernández, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) de la zona Caribe Mexicano, con sede en la ciudad de Cancún, pero en cuya demarcación están incluidos Calotmul, Tizimín, Chemax y esta ciudad, durante una reunión que sostuvo con miembros de la Asociación de Restauranteros y Servicios Turísticos de Valladolid.

Debido a diversas dudas que tenían los empresarios del ramo culinario, Carlos Guillermo Aguirre Aguilar, presidente de la Asociación de Restauranteros y Servicios Gastronómicos de Valladolid, invitó al funcionario federal para ofrecer una plática a los socios, cuya reunión se llevó al cabo en el restaurante de conocido hotel del centro de la ciudad.

Loya Hernández se enfocó a explicar sobre la manera de cómo funciona y opera la Profeco en esta región, que depende de la oficina que se tiene en Cancún, pero sobre todo de las obligaciones y derechos de los empresarios restauranteros, lo cual derivó en una serie de preguntas anticipadas durante la exposición.

Para empezar, el funcionario advirtió que los empresarios restauranteros se pueden hacer acreedores a multas que van desde los $200 a los casi $5 millones, dependiendo de la falta y los resultados que arroje una investigación que se haría tras alguna denuncia o verificación.

De la misma manera explicó que en caso que no les permita ingresar a un negocio, los verificadores pueden hacer uso de la fuerza pública y la situación se le podría complicar al proveedor o empresario.

No se debe incluir la propina en la cuenta, advierte Profeco

Se les fue explicando en lo que no deben incurrir y al mismo tiempo se les informó lo que realmente deben hacer para que sus negocios funcionen correctamente, por lo que les dijo que deben informar al consumidor de sus precios, que deben estar a la vista, y también indicar del costo total del consumo, pues no es correcto que se les intente cobrar impuestos, o algunos conceptos que no se les dice a los clientes, lo que puede representar una irregularidad.

Del mismo modo no se puede incluir en la cuenta la propina, o que se le indique al consumidor que deben pagar algún porcentaje por ese concepto, pues ese rubro es voluntario y de ninguna manera se les debe obligar o inducir de alguna forma para que lo paguen.

Se les indicó que en caso que un cliente le pida algo que no está en el menú, no se les debe cobrar aparte, porque una verificación puede arrojar una irregularidad, ya que se debe respetar lo que está ofreciendo el negocio.

Durante la presentación se registraron muchas preguntas y a cada una de las inquietudes se les dio una respuesta y les exhortó para que no incurran en un intento de extorsionar al verificador que los visite, pues las instrucciones que se tienen es cero corrupción.

Ven necesario un módulo de Profeco en Valladolid

Los restauranteros expusieron la necesidad de contar con módulo de la Profeco en esta ciudad, lo cual le pareció un proyecto viable al funcionario, pero dijo que desde hace tiempo ha intentado dialogar con el alcalde (Alfredo Fernández Arceo), para plantearle el plan, pero hasta ahora no lo han querido recibir.

Ante esta situación Carlos Guillermo dijo que se encargará de hacer las gestiones necesarias para buscar el acercamiento con las autoridades, pero curiosamente ni a él han querido recibir por el primer edil.

En el caso de los negocios que venden productos por kilogramos o gramaje, se acordó que haga un listado de quienes lo hacen para luego un verificador se encargue de la calibrada de los mismos, a fin de no meterse en problemas, en caso de ser verificados en el futuro

El funcionario federal les dijo a los restauranteros que en cuanto les visite algún verificador se puede checar en la página de la Profeco, el nombre de cada uno de ellos, que llegan totalmente identificados y cada uno de los proveedores tiene el derecho de grabar toda la diligencia que se esté realizando y el funcionario debe conducirse con respeto, de lo contrario se puede denunciar.

Se les proporcionó el número 998884701, 9988842634 y el 9988842744, todos son de las oficinas de la ciudad e Cancún para que consulten o que requieran de algún servicio está disponible, pero también está disponible para los consumidores.

Otras Noticias