Yucatán

Regulares ventas por llegada de crucero en Progreso

viernes, 24 de junio de 2022 · 01:49

PROGRESO.— Baja afluencia de pasajeros del crucero “Carnival Ecstasy” se registró ayer jueves en esta ciudad, pero los extranjeros dejaron regular derrama económica porque gastaron en masajes, comieron en palapas y pasearon en bananas.

El único crucero de la semana llegó de Cozumel con 2,333 pasajeros, atracó a las 7:50 de la mañana y zarpó a a las 5 de la tarde a EE.UU.

Los turistas de barco comenzaron a llegar a la ciudad a las 9 de la mañana a bordo de camiones de AutoProgreso, algunos de los cuales estacionaron en su terminal de la calle 82 entre 27 y 29, otros lo hicieron en el local taxista ubicado cerca del malecón.

Grupos de extranjeros contrataron paquetes para visitar las zonas arqueológicas u otros sitios de la entidad.

Otros abordaron carritos y recorrieron la ciudad, el puerto de abrigo de Yucalpetén y otros lugares.

Prestadores de servicios y agentes de la Policía Turística calcularon que unos 500 pasajeros se quedaron en la ciudad, llegaron en grupos y a distintas horas del día, y compraron artesanías y consumieron cervezas y botanas en las palapas y sombrillas.

También contrataron masajes en los módulos en la playa, las masajistas tuvieron clientes en el día.

En cambio, vendedores de collares y puros que la semana pasada tuvieron buenas ventas comentaron que ayer no les fue bien.

En el malecón, pasajeros del crucero y paseantes nacionales acudieron a la taquilla de Sendero Jurásico, algunos compraron boletos y contrataron el transporte que los lleve a ese parque.

El canadiense David Henry, quien radica en Chicxulub Puerto, comentó que la mayoría de los pasajeros de los cruceros son de bajos recursos económicos, con un año de anticipación se preparan para viajar y durante su estancia en esta ciudad gastan de 20 a 30 dólares (de 410 a 616 pesos).

Opinó que no son turistas que paguen 15 dólares (unos 308 pesos) para visitar el Sendero Jurásico sino prefieren la playa, y que el parque temático es más para el turismo mexicano.— Gabino Tzec Valle