Yucatán

Vegetales aumentan su precio en Valladolid

En Valladolid, el cerdo y pollo se encarecen igual
miércoles, 8 de junio de 2022 · 02:26

VALLADOLID.— Los precios de frutas y verduras van en aumento constantemente, un día de repente baja y al otro sube, ante la incertidumbre y preocupación de las amas de casa que se encargan de hacer las compras para los alimentos del día, de tal modo que cuando llegan a las fruterías se llevan la sorpresa de los incrementos.

Hasta la semana pasada, el tomate costaba alrededor de $20, el kilogramo pero ahora resulta que se vende hasta en $30, según la calidad del producto, los que vienen golpeados se venden cinco pesos menos.

Del mismo modo la cebolla que se vendía a $10, ahora ya cuesta $16, los mangos que se vendían a $20 el kilogramo, ahora ya subieron cinco pesos. En el caso del limón, su precio bajó a $10 el kilogramo que hasta la semana pasada se ofreció a $15.

En algunas fruterías se informó que los precios podrían subir más, debido a las lluvias que cayeron la semana pasada, y afectó seriamente las plantaciones de otros productos como el tomate, el rábano que ahora se vende a un peso cada pieza, el cilantro que estaba a cinco pesos el ramito, ahora ya subió a $10.

Las piñas, subieron a $25 la pieza, pero en el caso de la sandía que costaba a ocho pesos, ahora bajó dos pesos, sin embargo en cualquier momento puede subir pues al parecer los empresarios dedicados a la venta de frutas y verduras son los que regulan los costos, tomando en cuenta que aún tienen en bodega cuando cambia de precio, ya sea que suba o baje.

También la carne de cerdo ya subió, algunos lo venden a $100 el kilogramo, otros lo dan cinco pesos menos, cuando hace unos días estaba en $90 el kilogramo. Lo mismo ocurre con el pollo, pues antes estaba a $62 el kilogramo, pero ahora se ofrece a $65.

En el caso del filete de pollo antes costaba $110 y subió a $120, lo que hace que cada vez las familias no puedan tener acceso a esos productos, por los elevados costos. Una familia de cinco personas para poder comer carne tiene que gastar alrededor de $200 por día, lo cual muchos no lo tienen por los bajos salarios que obtienen.— Juan Antonio Osorio