Recomendada

Joven bailarina de Tizimín se despide de su academia de danza

sábado, 2 de julio de 2022 · 05:15

TIZIMÍN.— Después de 15 años ininterrumpidos, la joven Mariana Estefanía Cocom Sánchez se despide de su academia con un gran espectáculo dancístico.

La velada se llevó al cabo la noche del jueves en el salón del casino ganadero durante el evento de fin de curso de la academia Dance Hall del conocido coreógrafo de Tizimín David Ayala Rosado.

Las expresiones dancísticas de la jovencita Estefanía Cocom se lucieron en el escenario desde el primer momento, demostrando su talento durante las coreografías y poniendo a prueba su equilibrio y fuerza tras el ritmo de la música.

Hubo una presentación donde salió sola con un traje que su familia le mando a hacer como despedida de la academia transmitiendo su pasión por el baile. Antes de concluir la velada le entregaron reconocimientos por su trayectoria y dedicación así como flores por parte de su familia.

La tizimileña recordó que su carrera como bailarina inicio desde los 3 años de edad cuando sus padres, Jorge Gabriel Cocom Tec y Gridley Yiddiany Sánchez Ayala la inscriben para que siga una disciplina, sin imaginar que esa sería su pasión.

“El ver a mi hermana Yiddiany bailar hizo que el amor hacia la danza creciera aún más. Hoy me siento muy feliz y a la vez triste, es una etapa en la que tengo sentimientos encontrados”.

Para mí fue un orgullo haber formado parte de la familia Dance Hall, siempre me demostraron su cariño, sobre todo el maestro David, que me motivaba a dar más de lo que podía.

Tiene una meta clara

“Este es mi último año en la academia, iré a la ciudad de Mérida a seguir mi formación académica en la universidad, sin embargo, he estado buscando más opciones para seguir en mi formación dancística”.

En el futuro, Estefanía se ve no solo como una profesionista, sino que dice que continuará en este proyecto dancístico que apenas inicia.

“A las pequeñas bailarinas que están iniciando en este arte las invito a que no lo dejen, ya que es algo muy bonito, logran tener disciplina, amor por la danza, pero sobre todo, aprender a convivir con sus demás compañeras. Este arte es sumamente divino, ya que en él se puede transmitir, sentir y sobre todo disfrutar, que es lo que hace tener pasión hacia la danza” expresa.

Más de

Otras Noticias