Yucatán

Vía del Tren Maya, con durmientes

Hay quejas contra empresas a causa de los contratos
4/8/2022 · 01:53

VALLADOLID.—Los trabajos del tren maya continúan su avance, incluso ya se instalan los durmientes de concreto en lo que será la vía de los rieles del tren, sobre todo por el lado que conduce a Cancún, tomando como referencia esta ciudad.

De acuerdo con datos obtenidos, se vislumbra un conflicto entre ejidatarios de Catzín, comisaría de Chemax, debido a que el trazo del proyecto bloquea el acceso a su ejido, de tal modo que no tienen manera de acceder a sus parcelas.

Se averiguó que se les ofreció la construcción de una ciclovía paralela al carril por donde pasarán los rieles del tren maya, pero hasta ahora no les han construido nada, de modo que los ejidatarios solo están esperando unos días para ver lo que pasa.

Quejas

Algunos trabajadores del tren maya manifestaron su molestia porque las empresas subcontratadas que los empleó les da contratos mensuales para no tener antigüedad y así evitar liquidaciones cuando los retiren del empleo en cuanto se termine la obra.

Algunos de los trabajadores entrevistados en el parque que se negaron a ser fotografiados para evitar que se tomen represalias en su contra, señalaron que llegaron de varias partes del centro del país en busca de mejores oportunidades en el proyecto del cuarto tramo del tren maya, pero están pasando por muchas dificultades.

Comentaron que al principio sí les dieron trabajo pero les sorprendió que al terminar el mes les dijeron que tenían que firmar su carta de renuncia con la esperanza que en unos días más los volverían a contratar.

 

Explicaron que dejaron a sus familias en sus lugares de origen hasta donde les envían dinero a través de depósitos para que ellos lo cobren en donde viven, pero ante la situación que están viviendo ya se comunicaron con sus esposas e hijos para informarles de lo que están pasando, incluso se quedarán durante el transcurso de la presente semana para acudir de nuevo a las empresas para que los vuelvan a contratar, de modo que mantienen la esperanza de que eso ocurra.

Mientras tanto se están gastando el poco dinero que les queda en alimentación y en el pago de la renta de sus casas o cuartos donde están viviendo, pero ya la próxima semana ya no tendrán recursos para seguir sobreviviendo, de modo que si no son recontratados se tendrán que regresar de nuevo.

 

 

 

En este sentido, como se recordará, hace casi un mes los ejidatarios de Sisbicchén bloquearon el acceso a su comunidad, justamente porque no les querían construir su ciclopista, pero el problema se resolvió, luego que se firmó un acuerdo para cumplirles.— Juan Antonio Osorio Osorno