Yucatán

En Valladolid hay alrededor de 200 negocios céntricos para mover la economía

viernes, 5 de agosto de 2022 · 01:30

VALLADOLID.— Esta ciudad cada vez es más atractiva para inversionistas en el ramo gastronómico, pues se instalan nuevos restaurantes de todo tipo de alimentos, tanto yucatecos como vallisoletanos, así como comida internacional, debido al auge turístico que hay y para que los turistas tengan al alcance platillos típicos de su país.

En el Centro Histórico y sus alrededores se instalan negocios de venta de alimentos y cafeterías, cuyos inversionistas compran o rentan casas o edificios para ofrecer sus productos.

Carlos Guillermo Aguirre Aguilar, presidente de la Asociación de Restaurante y Servicios Gastronómicos de esta ciudad, manifestó que cada mes se abren alrededor de cinco nuevos negocios que buscan proyectar la comida yucateca, pero al mismo tiempo innovan para ofrecer platillos mexicanos e incluso internacionales.

El líder restaurantero explicó que están llegando empresarios extranjeros y hay algunos nacionales que ven en esta ciudad la oportunidad de hacer negocio.

También dijo que hay vallisoletanos que desde hace muchos años se fueron a trabajar a Quintana Roo y ahora ven en su ciudad natal la oportunidad gastronómica de ofrecer diversos productos, así que regresan para contribuir de esa manera con el desarrollo económico del Pueblo Mágico.

El líder restaurantero hizo un pequeño recuento de algunos negocios que recién inauguraron en la ciudad, como una cafetería y una taquería que están ubicados en la calle 41, y otro que está en la calle 39.

Hace unos días, un inversionista de Valladolid inauguró un centro botanero, ubicado en la avenida que conduce al Hospital General.

De la misma manera, en la calle 39 entre 36 y 38 que conduce al cenote Zací abrieron dos cafeterías donde también ofrecen comida italiana, y otra que está en la calle 40 que conduce al barrio de San Juan, donde se vende comida japonesa y otros platillos internacionales.

Polo gastronómico

En algunos puntos de la ciudad se instalaron negocios de venta de comida china, de tal modo que se ofrece a los visitantes todo tipo de comida, principalmente yucateca y vallisoletana, lo que convierte a esta ciudad en un polo gastronómico.

Jorge Arceo Aguilar, vecino de la Calzada de los Frailes, manifestó que está habilitando parte de su casa para convertirla en un restaurante, ante el auge de turistas que todos los días llegan a ese lugar.

Explicó que su negocio será diferente porque los precios serán más cómodos comparados con otros lugares que funcionan en ese sector, para que los vallisoletanos acudan a comer y paguen mucho menos que en otros lugares cercanos.

El empresario dijo que luego del relajamiento de las medidas de salud debido a la pandemia del Covid-19, la apertura de negocios aumentó en más del 20% en la ciudad y se cree que alrededor de 200 negocios gastronómicos podrían estar funcionando tanto solo en el Centro Histórico y su entorno.— Juan Antonio Osorio Osorno