Recomendada

Xanabá no tiene policías, pero sí vándalos; uno de ellos amenaza con quemar un edificio

5/8/2022 · 05:15

XANABÁ, Izamal.— Vecinos denunciaron públicamente ayer jueves que Joel Perera May, “Cera”, ebrio y drogado, escandalizó, causó destrozos en el comisariado municipal y hasta amenazó con quemar el edificio, el martes pasado en la tarde-noche.

Narraron que la esposa de “Cera”, oriunda de Sudzal, estaba con otras mujeres en el comisariado y, al ver llegar a su marido borracho y drogado, llamó por teléfono a la Policía de Sudzal, pues tienen problemas conyugales.

“Cera”, al escuchar la llamada, supuso que iban a llegar a detenerlo, entonces se enojó, envalentonó y, en represalia, comenzó a romper cristales de las ventanas, forzó los candados de la oficina, entró, causó destrozos e, incluso, regó la gasolina que estaba en un bote y amenazaba con quemar el edificio, así que las mujeres temieron por su vida.

Al final, ni policías de Sudzal ni de Izamal llegaron, y “Cera” se marchó tranquilamente a la casa donde vive con su esposa, en esta comisaría.

Señalan a ''dealer'', muy cerca del comisariado

Pobladores consultados informaron que el narcomenudeo ya causa problemas en esta localidad y que a unos metros del comisariado vive “Ki’bok”, quien vende droga a pesar de que cerca hay videocámaras de la Policía.

Sabemos que no funcionan las cámaras de Yucatán Seguro que colocaron en algunas comunidades de Izamal, pero no sabemos si las de aquí sirven, dijo un vecino.

Falta de policías

Los inconformes destacaron que otro problema es que el Ayuntamiento (que encabeza Warnel May Escobar) no tiene suficientes policías para poder dar vigilancia a las cinco comisarías.

Los comisarios municipales de las cinco comisarías se enfrentan al grave problema de que no hay ni siquiera un policía en cada población para que pida auxilio a la base en la ciudad de Izamal y se apoye cuando se requiere.

Asimismo, los pobladores identificaron a otro conocido vándalo como el “Mango”.

Aunque no quisieron abundar por temor a las represalias, indicaron que los vándalos por más desmanes que hagan no son detenidos, ya que, aseguraron, gozan de la protección municipal.

Expresaron que temen que ocurra un hecho de sangre y solo entonces la Comuna actúe contra los vándalos, pero ya tarde y con hechos qué lamentar.— Megamedia

Más de

Otras Noticias