in

A sus diez años prefiere trabajar para que sus hermanitos coman

Jhonatan y sus hermanitos se refrescan en una zanja donde hay una fuga de agua, en Tizimín.- Wendy Ucán Chan

TIZIMÍN.— Jhonatan tiene diez años y aunque uno de sus derechos universales es la oportunidad de ir a la escuela, él dice que prefiere trabajar para que sus hermanitos puedan comer.

El niño es uno de los siete integrantes de la familia que encabezan Consuelo Chuc Medina y su esposo, un “chalán” de albañilería que rentan una casa que ni siquiera tiene piso firme, en la colonia CNC, en la calle 76 entre 21 y 23. Viven en condiciones de pobreza extrema.

Lee también: Mujeres apoyan en la economía de la familia

El más chico, de meses

Los hermanitos de Jhonatan tienen 9, 5, 2 años, y, el más pequeño, 7 meses de nacido.

Jhonatan es quien ha apoyado a su mamá con el cuidado de sus hermanitos desde antes que naciera el más pequeño.

“Chalán” de albañil

La mujer dice que el marido trabaja como “chalán” de albañilería y por fortuna lo llamaron de Holbox donde apenas hace unos días comenzó a trabajar pues estaba desempleado ya que no lo contratan en Tizimín por lo que solo hacía “chambitas” para poder comprar lo básico a sus hijos.

Te puede interesar: Víctima de estafa

La casa donde actualmente habitan es rentada y el único servicio con que cuentan es agua potable pues a la dueña de la vivienda le robaron la cablería de la corriente eléctrica y desde hace varios meses están sin energía.

Sin piso firme

Por las constantes lluvias padecen de inundaciones pues toda la casa queda encharcada y entre lodazal porque tampoco tiene piso firme.

Dice que aunque ella y su esposo quisieran que sus hijos regresen a la escuela no tienen el recurso y prefieren que apoyen trabajando.

$100 por limpiar un terreno

Jhonatan señala que en un terreno colindante trabajan pues constantemente lo limpian y los dueños les pagan 100 pesos a él y a sus hermanitos.

Señala que prefiere trabajar que estudiar pues de esa manera ayudan a sus padres para que sus hermanos tengan comida todos los días.— WENDY UCÁN CHAN

México defiende en la Casa Blanca el descenso “irreversible” en migración

Funcionarios despedidos a través de Twitter: El largo historial de Donald Trump