in

Abajo con todo y techo

Bomberos recorren el área de construcción donde resultaron lesionados cinco albañiles cuando colaban parte del techo

A punto de morir sepultados cinco bajo escombros

PROGRESO.— Cinco albañiles que laboraban en la construcción de casas en una sección de la comisaría de Flamboyanes resultaron lesionados y estuvieron a punto de quedar sepultados bajo cientos de kilos de concreto al desplomarse el techo que estaban colando.

Debido a que no estaba debidamente apuntalado como se requiere en toda construcción y además los puntales (maderas) eran antiguos, muy usados y delgados, el techo no soportó el material cuando estaban depositando el concreto premezclado por medio una manguera conectada a un camión con revolvedora.

El accidente ocurrió ayer sábado, a las 10:30 de la mañana, en un predio en construcción de la calle 53-C entre 56 y 58 de Flamboyanes.

Según fuentes policíacas, los alarifes fueron contratados por la constructora Arkan Desarrollos, empresa que tiene a su cargo la construcción de varias casas en Flamboyanes.

Según se averiguó, desde el momento en que comenzaron a depositar el material en el techo, se observó que las viguetas y bovedillas comenzaron a ceder por el peso del concreto debido a que no estaba bien apuntalado y ocurrió lo que se temía por una mala planeación en el colado. El techo se desplomó, los cinco albañiles cayeron y resultaron lesionados.

Todo ocurrió en cuestión de minutos pues, cuando el techo comenzó a ceder, el operador de la máquina del camión que llevó el concreto premezclado detuvo de inmediato la operación y con eso evitó que el material cayera sobre los alarifes.

El responsable de los trabajos fue identificado como Ricardo V.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar del accidente para atender a los lesionados.

Traslado

Guillermo Eduardo C.M., de 37 años de edad, fue trasladado a la clínica del Centro Médico Americano, en tanto que José Manuel T. M., de 22 años; Isaí de la Cruz G., de 30; así como Jesús R. S., 24, y Juan A. fueron llevados al Centro de Salud con Servicios Ampliados de este puerto para su atención.

También llegaron al lugar del percance bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública para apoyar en las diligencias, así como policías municipales y estatales.

El operador del camión que transportó el concreto y lo operaba cuando se desplomó el techo, identificado como C. Arriola, de 26 años, y dos ayudantes, pese a que no son los responsables de la construcción, fueron detenidos y trasladados a la comandancia policíaca.— GABINO TZEC VALLE

Un paseo familiar casi termina en tragedia en Umán

Cartón de Tony: Porras mutuas